PROYECTAN UNA EMPRESA ESTATAL DE AUTOS ELÉCTRICOS EN BOLIVIA PROYECTAN UNA EMPRESA ESTATAL DE AUTOS ELÉCTRICOS EN BOLIVIA
El anuncio de un convenio entre Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) y la empresa de autos eléctricos Quantum, hizo furor en las redes. Expertos... PROYECTAN UNA EMPRESA ESTATAL DE AUTOS ELÉCTRICOS EN BOLIVIA

El anuncio de un convenio entre Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) y la empresa de autos eléctricos Quantum, hizo furor en las redes. Expertos economistas hablan de que se avecina una alianza entre el sector público y privado para la conformación de una sociedad anónima mixta, la primera empresa estatal de autos eléctricos a gran escala del país.

Un día después del anuncio del convenio entre YLB y la empresa Quantum, el presidente Evo Morales inauguró el primer Centro Tecnológico del Litio en Potosí: “El centro tecnológico del litio está en Potosí, va a ser el único en Bolivia. En temas de tecnología no podemos seguir dependiendo, tenemos todo el derecho a industrializar nuestros recursos naturales”, dijo el mandatario.

La gran sorpresa del acto fue ver el presidente Evo Morales manejando el “Kachi Car Electric” o “auto de sal eléctrico”, construido por la empresa estatal YLB. Al respecto, el Presidente dijo: “Este es el primer carro ensamblado con litio boliviano, un orgullo para todos los bolivianos”.

Por ese motivo, los economistas ven la proximidad de la constitución de una empresa estatal de sociedad mixta (público-privada) para la construcción de autos eléctricos a gran escala en el país, creando un nuevo ecosistema vial para con una flota totalmente ecológica.

El economista Joaquín Rocha, dijo a Primera Línea, que una fábrica estatal de autos eléctricos no solo es factible económicamente, sino  que es necesaria. Los recursos saldrían del Tesoro General de la Nación (TGN) y así el Estado compraría el 51% de las acciones de Quantum (lo que beneficiaría les beneficiaría a ellos también, ya que ampliarían su capital y flujos futuros). Con 51% de las acciones y 49% a Quantum, se conformaría una SAM (Sociedad Anónima Mixta). La ley N° 466, ley de empresas públicas y las modificaciones del Código de Comercio son el marco normativo para la constitución de la misma.

El experto complementó: “Una empresa estatal o mixta de fabricación de autos eléctricos es un salto cualitativo de la industrialización en Bolivia. Podemos ir más allá, al año Entel prestara el servicio de 5G, en 2020 empieza el internet de las cosas IOT (Internet Of Things, por sus siglas en inglés). Estamos hablando de la posibilidad de que esta empresa produzca no solo autos eléctricos, sino, autos eléctricos inteligentes, con inteligencia artificial que puedan evitar incluso accidentes de tránsito”.

A su vez, el economista y docente de economía de la Universidad Católica Boliviana (UCB) y experto en litio, Oscar Vargas, señaló: “Industrias Quantum Motors SA es la empresa cochabambina responsable de lanzar al mercado el primer auto eléctrico de Bolivia, lo que constituye un gran logro a nivel ecológico, sobre todo ahora que la población boliviana toma conciencia de lo importante que es cuidar el medio ambiente, además el vehículo autóctono tiene un valor de $us 5.450, muy cerca del bolsillo de la familia boliviana. Sin embargo, existen algunas dudas sobre la rentabilidad del vehículo que solo puede ser subsanada con economías de escala, es decir con una producción masiva que haga bajar los costos promedios”

Solo la alianza público-privada podría construir la arquitectura para la economía de escala, dando rentabilidad tanto para la empresa Quantum como para la mayoría de la población, porque se democratizaría el poder adquirir autos eléctricos a un bajo costo. Incluso se podría pensar en programas para que los autos eléctricos sean vendidos en cuotas.

Sobre esto, el economista de la UCB  complementó: “En el caso de que Yacimientos de Litio bolivianos construya una fábrica de automóviles en Bolivia a escala industrial, entonces se podría alcanzar la factibilidad financiera y técnica, lo mismo si las dos empresas  mixtas, en las cuales Bolivia está aliado respectivamente con empresas alemanas y chinas deciden tomar la posta. Bolivia seleccionó las compañías que ofrezcan una propuesta que incluya las mayores inversiones y que estén dispuestas a construir una cadena completa de suministro de litio y baterías, hoy la mira esta puesta en alcanzar la fabricación de vehículos”.

El economista Juan José Bedregal sobre una empresa mixta dice lo siguiente: “Por lo tanto, la industria automotriz es un espacio donde la inversión 100% privada o 100% pública sería insuficiente. Incluso una sola empresa mixta tendría problemas para integrar en un 100% una cadena productiva tan extensa y dinámica. Se podría pensar en una estrategia de cooperación público-privada en la que el Estado impulse directamente la innovación y desarrollo , que provea baterías de litio y componentes electrónicos en el corto plazo e insumos plásticos en el mediano plazo mediante empresas públicas, mientras se aplican políticas públicas de apoyo a las empresas del rubro metalmecánico, hardware y software automotriz. A largo plazo, el desarrollo de la industria siderúrgica en el Mutún también podría ser un importante foco de innovación en alianza con el rubro metalmecánico, pero en el corto plazo la estrategia más viable”. e es la cooperación entre empresas públicas y privadas.

Se viene dibujando, a través del acuerdo YLB y Quantum, un gran salto hacia el futuro tecnológico e industrial de Bolivia, la fabricación de vehículos eléctricos a gran escala y a precios populares en la futura empresa nacional de autos eléctricos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *