PROTESTAS AUTOCONVOCADAS EXIGEN ELECCIONES GENERALES PROTESTAS AUTOCONVOCADAS EXIGEN ELECCIONES GENERALES
Desde hace una semana comenzaron a surgir bloqueos de caminos en Potosí, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto. Las protestas autoconvocadas por ciudadanos en... PROTESTAS AUTOCONVOCADAS EXIGEN ELECCIONES GENERALES

Desde hace una semana comenzaron a surgir bloqueos de caminos en Potosí, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto. Las protestas autoconvocadas por ciudadanos en varias ciudades emergen ante la agudización de la crisis económica y sanitaria en Bolivia, por lo que exigen al Tribunal Supremo Electoral que fije la fecha para las elecciones generales, en cumplimiento a la Ley promulgada por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Los bloqueos se producen después de que se masificaron los “cacerolazos y petardazos” en las ciudades. Las personas que cumplen con estas medidas declaran que la cuarentena ha restringido el derecho al trabajo y ha disminuido los ingresos en las familias causando un estado de desesperación por llevar un plato de comida a la casa. Esta situación también refleja que los bonos dispuestos por el gobierno de transición no son suficientes para las grandes mayorías en el país.

Ni la policía ni los militares reprimieron aún las protestas, pero permanecen en alerta. En una actitud totalmente contraria a lo que venía haciendo, la Policía pidió “diálogo” a los bloqueadores; mientras los militares están enfrascados en que el Senado apruebe el ascenso de los nuevos generales. Este tema ya generó un conflicto judicial entre el Legislativo y el Ejecutivo, porque Eva Copa considera que “no es una prioridad”, sin embargo, Janine Áñez tiene prisa en aprobar los ascensos pues en la lista se encontrarían los presuntos responsables de las masacres de Senkata y Sacaba.

Las medidas de presión se tomaron en reuniones y ampliados autoconvocados, donde no participaron las dirigencias de las organizaciones sociales. Por ello, las bases movilizadas obligan a las y los dirigentes a sumarse a las medidas. Así sucedió en K’ara K’ara en Cochabamba, distritos de El Alto, Norte Potosí,  Yapacaní y San Julián.

A la crisis económica se suma la crisis sanitaria. La expansión del coronavirus está demostrando que el gobierno transitorio tomó acciones tardías y en muchos casos equivocadas, por lo que Santa Cruz y Beni, por ejemplo, concentran hoy el 80% de los casos, donde los sistemas de salud están colapsados.

A este llamado autoorganizado de sectores populares, campesinos e indígenas, se están sumando, paulatinamente, organizaciones sociales del campo y la ciudad. En El Alto se firmó un Acuerdo Interinstitucional denominado por la defensa de la soberanía y la democracia, respeto a la Constitución Política del Estado, derechos humanos y recursos naturales. El Acuerdo fue respaldado por la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de La Paz Tupac Katari, Federación de Mujeres Bartolina Sisa, Federación de Juntas Vecinales de El Alto, Central Obrera Departamental, Federación de Mineros Asalariados de Bolivia , transportistas , gremiales, magisterio rural, entre otros sectores.

Las organizaciones sociales en “estado de emergencia” exigen elecciones generales al Órgano Electoral Plurinacional, además de flexibilización de la cuarentena para trabajar y abrogación del Decreto que permite el uso de transgénicos en Bolivia.

Por su parte, los mineros asalariados de Huanuni lanzaron un pronunciamiento mediante un pronunciamiento del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni y todas las organizaciones vivas de ese distrito. Resuelven declararse en “estado de emergencia” ante el atentado que realiza el gobierno transitorio de Jeanine Añez, contra las empresas estatales y por la falta de capacidad de enfrentar la pandemia.

En el Oriente, organizaciones indígenas de tierras bajas también se pronunciaron desconociendo, en primera instancia, un supuesto acuerdo entre dirigentes indígenas y la Cámara Agropecuaria del Oriente, por el cual se aceptaría la canalización de recursos para los pueblos indígenas. En segunda instancia, el Gran Consejo Chimán y los pueblos étnicos del Beni, se declaran en emergencia, frente a esas decisiones inorgánicas e inconsultas tomadas por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonia (CIDOB).

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter