PERIODISMO DE ALCANTARILLA PERIODISMO DE ALCANTARILLA
Alejandro Estrambasaguas, periodista español de Okdiario, ha pasado a formar parte de la galería memorable de profesionales de la prensa internacional, inconfundiblemente perspicaces y... PERIODISMO DE ALCANTARILLA

Alejandro Estrambasaguas, periodista español de Okdiario, ha pasado a formar parte de la galería memorable de profesionales de la prensa internacional, inconfundiblemente perspicaces y con una imaginación que excede el realismo mágico de García Márquez.

En su crónica del viernes 10, replicado por decenas de medios de comunicación, relata que los asilados en la Embajada de México estarían preparando “una fuga por la alcantarilla”. Esta hipótesis surrealista, se sustenta en el hecho de haber visto a obreros ingresando al lugar con una amoladora, un taladro, una bombona de oxígeno y herramientas para perforaciones que lo condujeron a esta alucinada conclusión.

Con este hallazgo informativo, a Estrambasaguas debieran otorgarle el premio universal de investigación periodística, puesto que permitió alertar oportunamente a los policías que habían descuidado este pequeño detalle.

Por cierto, los custodios policiales, armados hasta los dientes, tomaron muy en serio la denuncia, logrando que sus colegas bomberos verifiquen la ruta de escape. Después de largas horas de estudio técnico-científico de las alcantarillas de la Rinconada, los bomberos se marcharon con el hocico embarrado de porquerías y vergüenzas.

Resulta que el estudio técnico-científico que hicieron los bomberos demostró que las alcantarillas tenían apenas un diámetro de 15 centímetros (apenas suficiente para que pueda cruzar Alejandro Estrambasaguas).

Los medios de comunicación bolivianos, dedicaron su tiempo a publicar a los cuatro vientos la proeza intelectual del periodista de las alcantarillas.

Una parte del pueblo boliviano, acostumbrado al análisis minucioso de este tipo de reportajes sui géneris, solicitó a Cancillería que se le otorgara como reconocimiento al insigne hallazgo la medalla del “Condor de los Andes”. La genialidad del periodista español no podía quedar en el olvido y debía ser honrosamente reconocido por las futuras generaciones.

El periodismo boliviano y español están viviendo el mayor romance profesional de toda su historia. García Márquez había señalado que éste era “el mejor oficio del mundo”. Sin duda, la tarea de convertir las inmundicias en verdades irrefutables por la vía de la alcantarilla, pasarán a los anales del periodismo mundial, el mismo que no tiene nada que envidiar Al New York Times, el Washington Post, Página 7, El Deber o Los Tiempos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter