Murillo prepara una emboscada contra policías y militares para detener las elecciones Murillo prepara una emboscada contra policías y militares para detener las elecciones
Junto a una banda de sicarios y narcotraficantes, organiza una masacre de policías y militares para culpar al MAS, e impedir la realización de... Murillo prepara una emboscada contra policías y militares para detener las elecciones

Junto a una banda de sicarios y narcotraficantes, organiza una masacre de policías y militares para culpar al MAS, e impedir la realización de las elecciones.

Sin el apoyo de los militares ni de los policías, Murillo está perdido. Necesita inventar una masacre de uniformados para que éstos le devuelvan su apoyo. De lo contrario habrá elecciones y él, irá a la cárcel.

“Si tocan a un solo soldado o policía nuestro, después no se quejen de las consecuencias”, dijo el ministro de Gobierno  que (sin importar el color político del próximo gobierno), deberá rendir cuentas ante la justicia por las masacres de Sacaba, Senkata y Pedregal.

El pasado mes de abril, como consta en varias publicaciones de prensa, el ministro de gobierno Arturo Murillo le dijo al ministro de Defensa: “Metamos aviones de guerra al Chapare”.

Desde hace varios días Murillo no duerme.

Sale de su habitación furioso, “porque todo lo tiene que hacer él”.

Aspira una línea de cocaína, otra más, y sale a la calle hambriento de sangre.

Todo se le ha vuelto en contra, está asustado.

Y “No hay nada más peligroso que un asesino asustado”, Bertolt Brecht.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter