MISTER ÓSCAR ORTIZ MISTER ÓSCAR ORTIZ
La carta es “inconveniente y desubicada”, sostuvo el senador Óscar Ortiz, candidato a la presidencia, en referencia a la nota enviada por quince asambleístas... MISTER ÓSCAR ORTIZ

La carta es “inconveniente y desubicada”, sostuvo el senador Óscar Ortiz, candidato a la presidencia, en referencia a la nota enviada por quince asambleístas al presidente de Estados Unidos de Norteamérica.

En su cuenta de Twitter, Ortiz describe que es “Presidente @red_UPLA y Vicepresidente IDU”. La Unión de Partidos Latinoamericanos UPLA, de la cual Ortiz es presidente, en su sitio web oficial, se define de la siguiente manera: La UPLA tiene importantes vínculos con partidos afines en el resto del mundo. De hecho, es la organización regional para las Américas de la International Democrat Union (IDU), organización mundial que reúne a cerca de 80 partidos conservadores y demócrata cristianos del mundo, entre ellos el Partido Popular de España, los partidos Demócrata Cristiano y Social Cristiano de Alemania, el Partido Conservador de Gran Bretaña y el Partido Republicano de los Estados Unidos[1].

Por otro lado, la IDU de la cual es vicepresidente, fue fundada por la primera ministra británica, Margaret Thatcher; el ex presidente de Estados Unidos, George Bush; el ex presidente de Francia, Jacques Chirac; y el canciller alemán, Helmut Kohl, entre otros políticos de misma corriente política liberal conservadora.

El senador Ortiz, por los cargos que actualmente ocupa en estos organismos, mencionados en su propia cuenta de Twitter, refiere tácitamente los estrechos vínculos con el ala más conservadora de la política norteamericana como es el Partido Republicano. Evidenciándose estos nexos irrefutables, sorprende que Ortiz no respalde a un Donald Trump presidente de Estados Unidos por el Partido Republicano.

En política se dice que el “olfato político” lo es todo y tras sus declaraciones, Ortiz demuestra que es capaz de traicionar las ideas que representa por su imagen y figuretismo mediático en pos de una campaña política maquillada que hasta el día de hoy no encuentra su autenticidad.

De seguir asumiendo esta clase de posiciones contrarias a sus propios valores ideológicos políticos, Ortiz está condenado a la contradicción constante y al travestismo ideológico que ya no engaña a nadie en una sociedad boliviana cada más inmersa en la participación política activa.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter