MINISTRO DE ECONOMÍA SE ADUEÑA DE 2 LATIFUNDIOS EN SANTA CRUZ MINISTRO DE ECONOMÍA SE ADUEÑA DE 2 LATIFUNDIOS EN SANTA CRUZ
“Aprovechando” las últimas horas del gobierno de facto, el ministro de Economía, Branko Marinkovic, se adueñó de manera fraudulenta de dos latifundios ubicados en... MINISTRO DE ECONOMÍA SE ADUEÑA DE 2 LATIFUNDIOS EN SANTA CRUZ

“Aprovechando” las últimas horas del gobierno de facto, el ministro de Economía, Branko Marinkovic, se adueñó de manera fraudulenta de dos latifundios ubicados en el departamento de Santa Cruz. Además, la Ley 3545 prohíbe a ministros de Estado favorecerse con la adjudicación de tierras estando en funciones.

Los latifundios son Laguna Corazón, de 12.480 hectáreas, ubicado en la provincia Guarayos y el segundo es Tierras Bajas del Norte de 21.000 hectáreas, ubicado en la provincia Chiquitos, y que fueron “saneados” en favor de Marinkovic contraviniendo la Constitución Política del Estado, que prohíbe la propiedad de predios mayores a 5.000 hectáreas en el país.

El hecho constituye un flagrante delito, porque además la Ley 3545 prohíbe a ministros de Estado y funcionarios públicos favorecerse con la adjudicación o dotación de tierras estando en funciones y durante el año siguiente a la cesación de funciones.

Según la denuncia de la Fundación Tierra, el gobierno de Janine Añez actuó sin transparencia en el proceso de saneamiento y titulación de tierras aprobando el Decreto Supremo No 4320 en fecha 31 de agosto de 2020, para favorecer al agropoder y ocultó deliberadamente información sobre quiénes son los beneficiarios, qué extensiones tienen las propiedades tituladas y cuáles son las resoluciones de respaldo emitidas por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Marinkovic, quien llamó a los indígenas “raza maldita”, tiene procesos judiciales por el delito de separatismo, pero eludió la justicia boliviana durante una década radicando en Brasil. Tras el golpe de Estado de noviembre de 2019 retornó al país señalando que fue “perseguido político” por el gobierno del MAS.

Hay que recordar, que, de acuerdo con la Constitución Política del Estado, los delitos de corrupción que atentan contra el patrimonio del Estado, son imprescriptibles.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter