MIENTRAS LOS NIÑOS MORÍAN DE DESNUTRICIÓN, NEOLIBERALES REMATABAN FÁBRICAS DE ALIMENTOS MIENTRAS LOS NIÑOS MORÍAN DE DESNUTRICIÓN, NEOLIBERALES REMATABAN FÁBRICAS DE ALIMENTOS
De las 362 empresas privatizadas durante el neoliberalismo, 73 empresas estaban dedicadas a la agropecuaria y a la producción de alimentos. El consumo de... MIENTRAS LOS NIÑOS MORÍAN DE DESNUTRICIÓN, NEOLIBERALES REMATABAN FÁBRICAS DE ALIMENTOS

De las 362 empresas privatizadas durante el neoliberalismo, 73 empresas estaban dedicadas a la agropecuaria y a la producción de alimentos. El consumo de leche en Bolivia era de 25 litros al año por habitante. El más bajo del continente.

Un reciente informe del Ministerio de Desarrollo Productivo, señala que hoy en Bolivia cada persona consume al año 63 litros de leche.

No siempre fue así.

Mientras el país moría literalmente de hambre, empresarios y políticos, se peleaban por acceder a la mejor parte del festín. Los empresarios cruceños exigían a los gobiernos neoliberales, un tratamiento preferencial en el proceso de privatización de las Plantas Industrializadoras de Leche (PIL): “La CAO demanda primera opción de compra para productores” titulaba el periódico Presencia. El ministro de Planeamiento y Coordinación, Samuel Doria Medina, respondía: “En una economía de libre mercado, tienen mayor privilegio quien hace la mejor oferta”.

Un informe presentado el martes 16 de diciembre de 1997 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), sostiene que en Bolivia el 90 por ciento de desnutrición en la población, se encuentra en los niños menores de tres años. Se estima que 210 mil niños menores de tres años presentan algún grado de desnutrición atribuible a la deficiente alimentación, y las fuertes infecciones que surgen en los niños de las familias afectadas.

Entretanto las políticas de libre mercado y la hambruna asesinaban a miles de niños, se remataron la PIL Cochabamba, (PIL – CBBA), PIL, La Paz (PIL-LP), PIL Tarija (PIL-TAR), PIL Santa Cruz (PIL-SCZ), PIL-Sucre (PIL Chuquisaca).

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter