MENTIR A GRITO PELADO MENTIR A GRITO PELADO
El afán por “calumniar” (que en idioma golpista significa, “hundir en la mierda”), llegó al paroxismo en una reciente denuncia del Ministro de Gobierno... MENTIR A GRITO PELADO

El afán por “calumniar” (que en idioma golpista significa, “hundir en la mierda”), llegó al paroxismo en una reciente denuncia del Ministro de Gobierno quien pretende que creamos que, la persona más vigilada y acorralada del país, pudo organizar el envío a la ciudad de Buenos Aires de 100.000 dólares, en las narices de decenas de policías y 150 “pititas” apostados en la embajada de México. O los funcionarios pititas están haciendo mal su trabajo, o Murillo, nos quiere tomar a todos por idiotas.

Con los teléfonos y celulares pinchados por funcionarios de la embajada norteamericana, correos electrónicos y redes sociales vigilados, es difícil entender, cómo hizo JRQ y la acusada María Palacios, para organizar el fenomenal traslado de fondos que los medios de comunicación repiten hasta el empacho.

Ya que decidieron utilizar a la infamia, como su única política de Estado, podrían poner un poquito de esfuerzo en la construcción de mentiras, pues lo que hasta ahora han hecho, resulta un insulto a la inteligencia más elemental.

Una tanqueta del ejército, varias camionetas de la policía, drones, paramilitares, policías de a pie, y pititas, dan vueltas como “waironcos”, revisando e insultando a cuanta persona o vehículo, entre o salga de la embajada, por lo que cabe preguntarse; ¿en qué momento JRQ, pudo haberse comunicado con María Palacios, convencerla de semejante misión, entregarle 100.000 dólares y luego sacarlos de la mismísima embajada?

“Los golpistas”, (como les encanta que los llamen), cada día sobrepasan sus límites de la estupidez, pero esto raya con lo chabacano y ridículo.

Murillo, malandra de barrio que ni siquiera tuvo el coraje de ir al cuartel, se ha convertido en el héroe de un gobierno de gorilas depravados y de escaso entendimiento.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter