MACRI A PUNTO DE RENUNCIAR COMO LO HIZO DE MESA MACRI A PUNTO DE RENUNCIAR COMO LO HIZO DE MESA
  La presión social y económica ha obligado al presidente argentino, Mauricio Macri, a comunicarse con el principal líder opositor Alberto Fernández, quien gano... MACRI A PUNTO DE RENUNCIAR COMO LO HIZO DE MESA

 

La presión social y económica ha obligado al presidente argentino, Mauricio Macri, a comunicarse con el principal líder opositor Alberto Fernández, quien gano las últimas elecciones primarias, para estabilizar la convulsión social y evitar una renuncia como lo hizo Carlos de Mesa en Bolivia durante se periodo de gobierno.

Macri se ha visto obligado a tomar medidas económicas radicales para mínimamente lograr terminar los últimos meses de gobierno que le podrían quedar. Macri ha eliminado el IVA del 21% de los productos básicos de la canasta familiar, como aceite, leche y harina, congeló el precio de los combustibles, aumento en un 20% los salarios básicos y un bono de 5 mil pesos para los empleados de la administración pública, las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad federales.

La retórica del presidente argentino se mantiene culpando de la crisis a la gestión anterior sin asumir su propia incapacidad, tal como lo hizo en su momento Carlos de Mesa incluso calificando su gestión de “presidencia sitiada” sin analizar su propia incompetencia para nacionalizar los hidrocarburos y trasformar la matriz económica del país.

Por otro lado, Alberto Fernández también asumió durante el primer mandato de Néstor Kirchner una economía caótica de crisis y supo resolverla, es lo que propone actualmente y el principal eje de su campaña con un respaldo popular masivo en función a que el valor del candidato radica en su capacidad comprobada para resolver crisis económicas.

Mauricio Macri y Carlos de Mesa son los presidentes de las excusas y la incompetencia mientras que Fernández y Evo Morales los políticos de las soluciones y la estabilidad económica.

De esta forma, la crisis argentina actual se asemeja a las dos últimas de la historia contemporánea de aquel país. La crisis de 1989 donde al presidente argentino saliente Raúl Alfonsín negoció con el presidente electo, Carlos Menem, la entrega del poder anticipada para evitar la quiebra total de una economía que marchaba descontrolada hacia la hiperinflación. Y la crisis del 2001, cuando Fernando de la Rúa escapaba de la Casa Rosada en un helicóptero tras generar un índice de desempleo de 15%, una pobreza de 30% y recortes en los salarios públicos de hasta 20%.

 

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *