LAS SIETE MENTIRAS DE PÁGINA SIETE LAS SIETE MENTIRAS DE PÁGINA SIETE
“Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos,... LAS SIETE MENTIRAS DE PÁGINA SIETE

“Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel”, es parte del mensaje que el diario paceño adjunta a cada una de sus noticias.

Sin embargo, en los últimos ocho años, siete mentiras (fake news o noticias falsas) han copado los titulares de este medio de comunicación, mismos que comparten una característica en común, el ataque al Gobierno Nacional.

El 4 de marzo de 2011 Página Siete tituló: “Bolivia ha fracasado en lucha antidroga”. Ante esto, la misma Organización de Naciones Unidas (ONU) se pronunció reconociendo “que hay una lucha exitosa contra el narcotráfico”, promovida por el Gobierno. Ante esto, Página Siete pidió disculpas a sus lectores, pero no a los afectados.

El 26 de septiembre de 2011 fue el día de uno de los casos más relevantes y quizás una de las mentiras más grandes en la historia del periodismo boliviano. “Muere un bebé en violenta represión policial realizada en Yucumo a la marcha de indígenas del TIPNIS que iba rumbo a La Paz”, era el titular que ocupaba la apertura de Página Siete, pero esa muerte nunca existió y menos pudo ser comprobada.

El 17 de julio de 2012, el diario propiedad de Raúl Garáfulic Lehm  insinúa que existe corrupción gubernamental con el titular: “Contrataciones directas para proyectos por 2.408 millones de $us”. Todo esto se manejó con datos erróneos y muy poco fundamentados.

El 26 de octubre de 2012 se lee: “Vicepresidente confirma que la figura del desacato volverá a ser introducida en el Código Penal”. Esto fue completamente falso y tuvo que ser desmentido.

El 19 de agosto de 2013 fue el día de una fake new que le costó el cargo al director de ese entonces, Raúl Peñaranda. “Iglesia excomulga a cuatro ministros por estar a favor del aborto”, tituló el matutino. Esto fue desmentido por la propia Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).

El 17 de julio de 2018 titulan: “La licitación de la planta de urea en Bulo-Bulo fue adjudicada de manera directa”. Esto también fue falso, porque la realidad dice que se hizo una licitación pública internacional, donde cinco empresas internacionales presentaron su oferta que fue publicada en todos los periódicos de circulación nacional. Página Siete pidió disculpas, pero no en la misma medida de su ataque mediático al Gobierno Nacional.

Y el 15 de agosto de 2018, el matutino decía: “Un integrante de la misión diplomática de Bolivia en Paraguay protagonizó anoche un accidente de tránsito en Asunción, según un reporte del diario ABC del vecino país… Cuando ocurrió el accidente el funcionario carecía de licencia de conducir y despedía un fuerte olor a alcohol, según testigos. El diplomático fue identificado como César Víctor Torres P. de 56 años, quien estaba al mando de una camioneta Mitsubishi Montero, color plateado”. La noticia real (verdadera) corresponde a un reporte del diario paraguayo ABC Color (de fecha 7 de agosto de 2017) que sobre el accidente citado escribe “que fue esclarecido en ese momento”.

Pese a estos ejemplos, Página Siete se jacta de practicar un periodismo responsable, objetivo e independiente, “con profesionales de primer nivel”. Pero en los hechos quedó demostrado totalmente lo contrario, pues la rectificación de todas estas noticias falsas nunca se manejó en la misma proporción y los afectados tampoco recibieron las disculpas necesarias por parte del medio de comunicación.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter