LA ÚNICA LA ÚNICA
  Una pequeña campaña de Primera Línea ha dado frutos, aunque no los que se desearan. Fue a causa de la permanente denuncia de... LA ÚNICA

 

Una pequeña campaña de Primera Línea ha dado frutos, aunque no los que se desearan. Fue a causa de la permanente denuncia de este periódico digital, sobre la ausencia de mujeres en las filas de la agrupación de Carlos de Mesa, que éste optó por nombrar a mujeres candidatas a senadoras, aunque tengan pocas opciones de resultar electas.

En varios artículos publicados por este medio de comunicación se llamó la atención sobre el gobierno tremendamente machista de Carlos de Mesa entre 2003 y 2005, donde de 18 ministros, apenas una era mujer, la delegada anticorrupción Lupe Cajías.

La nota decisiva de Primera Línea fue “Ciudadano machista”, publicada el 25 de junio, en que se recordaba cómo Carlos de Mesa, cuando era presidente, solo podía ser despertado de su “sagrada” siesta por dos mujeres: su secretaria privada, Ximena Valdivia o su jefa de gabinete, la feminista Patricia Flores.

Al día siguiente, 26 de junio, De Mesa resolvió, mágicamente, poner mujeres en sus listas. “Hemos tomado la decisión de que las candidaturas a primeras senaturías de #ComunidadCiudadana en los nueve departamentos, serán ocupadas por mujeres bajo criterios de idoneidad, ética, capacidad y renovación”, escribió el candidato en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, una nueva decepción surgió de esta decisión tras evidenciarse que no hay mujeres de polleras entre las elegidas. Las polleras quedaron relegadas completamente, y así, el ciudadano machista, mostró que es también un ciudadano racista.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.