LA LUCHA DEL CHOCLITO LA LUCHA DEL CHOCLITO
No solamente fue una manera de manifestar la rabia contenida del pueblo contra los golpistas. El choclito, el maíz, nos habla de nosotros, las... LA LUCHA DEL CHOCLITO

No solamente fue una manera de manifestar la rabia contenida del pueblo contra los golpistas.

El choclito, el maíz, nos habla de nosotros, las bolivianas y bolivianos, nos habla del plato paceño, de la huminta valluna, del tamal beniano y del rico somó frío de las tardes calientes de Santa Cruz.

Nos habla del Quesu macha, de la chicha k’ochala para las tardes cálidas de larga charla, y de la chicha ritual del pueblo guaraní en el Chaco candente.

Nos habla de nuestra diversidad, nos habla del talento humano de pueblos indígenas y campesinos de Bolivia, que han logrado desarrollar más variedades de las que existen en México, país de origen del maíz, convirtiendo a Bolivia en un centro de diversidad del grano.

Así como nos habla del motesito con que acompañamos el rico chicharrón, nos habla de las chirriadas Tarijeñas …..

El choclito, el maíz, habla de nuestro país, en su diversidad, en su conocimiento, en su alegría de comer bien y de compartir los placeres gastronómicos. Nos habla de nuestras fiestas y costumbres, las que compartimos, juntos y juntas, sin importar de que región seamos ….. nos acerca, nos ayuda a reconocernos, a querernos y a apreciarnos.

Nos habla de la Bolivia que realmente somos, la Bolivia de la diversidad, la Bolivia de la pluralidad, la Bolivia de la Unidad.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter