LA INSENSIBILIDAD DE LOS MÉDICOS YA COBRÓ LA VIDA DE CUATRO PERSONAS LA INSENSIBILIDAD DE LOS MÉDICOS YA COBRÓ LA VIDA DE CUATRO PERSONAS
La Asociación de Víctimas del Paro Médico, que fue creada a raíz de la medida de protesta que llevan adelante los galenos desde hace... LA INSENSIBILIDAD DE LOS MÉDICOS YA COBRÓ LA VIDA DE CUATRO PERSONAS

La Asociación de Víctimas del Paro Médico, que fue creada a raíz de la medida de protesta que llevan adelante los galenos desde hace un mes, informó que a la fecha ya perdieron la vida cuatro personas a raíz del paro, además de afectar directamente a más de 100 pacientes.

“El caso más emblemático es el que se reportó en Oruro, donde una mujer embarazada falleció porque no fue atendida oportunamente. Ahí incluso la familia llevó el féretro al hospital”, dijo el representante e impulsor de la Asociación, David Ticona.

Asimismo, reportó otros dos fallecidos en Oruro y uno en la ciudad de El Alto, además de tres damnificados confirmados y más de 100 en proceso de revalidación a nivel nacional. “En la organización ya tenemos a más de 100 afectados. Pero sabemos que hay muchos más”, agregó.

Desde hace 28 días, los médicos del sector público y de la seguridad social, suspendieron la atención médica a la población boliviana, sin inmutarse ante el dolor físico que agobia a los pacientes.

Primera Línea recorrió varios centros médicos y hospitales de las ciudades de La Paz y El Alto, donde se encontraron testimonios dramáticos de la impotencia de los pacientes que no pueden ser atendidos.

“Sufrí una caída muy fuerte anoche lo que me impedía caminar y trabajar, y fui al centro de salud de mi zona donde no me quisieron atender, entonces fui al Hospital Obrero, pero me dijeron que estaban en paro y no me atenderían. Moría del dolor, les supliqué que me atiendan, pero no lo hicieron, hoy volví, pero tampoco me atendieron”, señaló Carmen Medrano de 44 años, vecina de la zona de Miraflores.

“Ya no tengo fuerzas para ir peregrinando atención médica, ya mi edad no me lo permite, ni la enfermedad que tengo. Se acabaron mis medicamentos hace días y la fecha para la realización de mis análisis ya pasó, los estaba esperando desde hace semanas. Me siento muy cansado”, remarcó Ramiro Quispe, paciente de 77 años de edad, vecino de Villa Dolores.

La mayoría de los pacientes no cuenta con los recursos para poder ser atendidos en clínicas privadas, por lo que se pone nuevamente en duda la vocación de los galenos que, con el paro, están poniendo en riesgo la vida de los bolivianos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.