LA INESTABILIDAD Y LAS LIMOSNAS INTERNACIONALES DE MACRI Y MESA LA INESTABILIDAD Y LAS LIMOSNAS INTERNACIONALES DE MACRI Y MESA
Argentina se encuentra en una dramática crisis social producto del aumento del precio del dólar, la depreciación del peso argentino y la desproporcionada elevación... LA INESTABILIDAD Y LAS LIMOSNAS INTERNACIONALES DE MACRI Y MESA

Argentina se encuentra en una dramática crisis social producto del aumento del precio del dólar, la depreciación del peso argentino y la desproporcionada elevación de los precios de los alimentos que integran la canasta básica familiar. La situación social se asemeja a la sufrida por aquel país en 1989 y a la histórica crisis del año 2000.

Tal como ocurrió en Bolivia durante el último gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni), cuyo vicepresidente fue el actual candidato por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Diego de Mesa Gisbert, el presidente argentino Mauricio Macri ha convocado hoy a una reunión de emergencia con su gabinete de ministros. También se ha visto forzado a establecer conversaciones con el principal candidato opositor, Alberto Fernández, para mostrar un mensaje de respaldo a la institucionalidad de su país.

Por su parte Alberto Fernández quien ganó las elecciones primarias en Argentina ha hecho referencia a que, en medio de la evidente crisis del gobierno actual, el presidente Macri necesita mínimamente terminar su mandato constitucional. Diversos movimientos sociales, entre ellos Barrio de Pie, el Polo Obrero y el Frente de Organizaciones en Lucha marcharon este jueves contra las medidas económicas del gobierno argentino, lo hicieron con ollas vacías.

La situación en Argentina solo puede emularse con la crisis política boliviana del año 2003 cuando Goni, presionado por las protestas sociales, optó por reprimir al pueblo para posteriormente fugarse del país. Asumiendo la presidencia por prelación constitucional el vicepresidente de ese entonces y hoy candidato presidencial por CC.

El manejo económico del país por Carlos de Mesa aquel entonces respondía a la supeditación absoluta a los organismos internacionales financieros y a la cooperación internacional de otros países. Situación admitida por el propio ex mandatario a través de su icónico mensaje presencial en el cual pide “limosna internacional”.

Mauricio Macri ya ha agotado esa medida con el ultimo rescate de 57.000 millones de dólares hecho por el Fondo Monetario Internacional (FMI). La solución que le queda al argentino es salvar la institucionalidad de su país evitando una insurrección popular al menos por dos meses más, donde se definirá el futuro político de Argentina.

Tal como paso en Bolivia el 2003, diversas figuras políticas han salido a la palestra pública para repudiar las políticas económicas antipopulares del gobierno argentino. Tal es el caso del candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, quien le pidió al presidente que implemente “de forma inmediata, un Programa de Emergencia Alimentaria y Sanitaria, para que a nadie le falte alimentos ni medicamentos”.

El empresariado argentino también se ha manifestado a través de Eduardo Costantini quien aseveró: “Sería mejor que ganara Alberto Fernández en primera vuelta para que ya se pensara como presidente y acelerara su pre-gestión para calmar la situación, llegar a una segunda vuelta lo obligaría a seguir en campaña y habría mayor desorden”.

     

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.