LA IGLESIA CATÓLICA ES LA GRAN TERRATENIENTE EN LA CHIQUITANÍA LA IGLESIA CATÓLICA ES LA GRAN TERRATENIENTE EN LA CHIQUITANÍA
En el gobierno de Jaime Paz Zamora, la iglesia católica “ganó” 54 mil hectáreas en la Chiquitanía por su silencio ante los vínculos del... LA IGLESIA CATÓLICA ES LA GRAN TERRATENIENTE EN LA CHIQUITANÍA

En el gobierno de Jaime Paz Zamora, la iglesia católica “ganó” 54 mil hectáreas en la Chiquitanía por su silencio ante los vínculos del expresidente con el narcotráfico. El sacerdote alemán Carlos Stetter es dueño de gran parte de esos bienes que posee la Iglesia Católica en la región.

En pasados días, la iglesia católica, a través de un comunicado, responsabilizó al Gobierno por los incendios en la Chiquitanía, pasando por alto que gran parte de esas tierras son de propiedad de ella misma y de un sacerdote que sacó el mayor provecho a esa situación, donde lo que menos importa es el fuego.

Así como Mussolini hizo con la iglesia católica con el Pacto de Letrán donando una extensión de tierra para que pueda fundar el Vaticano en Roma, el gobierno de Jaime Paz Zamora donó 54.000 hectáreas al vicariato de Chiquitos, a la cabeza del Monseñor Bonifacio Madersbacher (el antecesor de Carlos Stetter), para que la iglesia callara sobre las denuncias de narcovínculos.

Fue por hacer la vista gorda y callarse ante los narcovínculos del gobierno del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, en acuerdo con Jaime Paz, premió al monseñor Madersbacher con la Condecoración de la Orden Nacional del Cóndor de los Andes en el grado de Comendador el 29 de noviembre de 1994.

En 1995, Carlos Stetter se volvió obispo de San Ignacio de Velasco (lo fue por casi 30 años), por lo que el manejo de la diócesis se volvió más mercantilista y empezó a comprar propiedades. Asimismo, Stetter inició una relación sentimental con la secretaria de la Diócesis y puso varias propiedades de la iglesia católica a nombre de ella, según señalan vecinos de San Ignacio de Velasco. Es así que los terrenos dónde hay bienes de la iglesia están a manos de una tercera persona privada.

El 4 de noviembre de 2016, el Papa Francisco nombró al estadounidense Robert Herman Flock, como nuevo Obispo de la Diócesis de San Ignacio de Velasco. Sin embargo, muchos bienes que antes eran de la iglesia católica pasaron antes a las manos del exobispo Stetter, desde San Ignacio de Velasco hasta San José de Chiquitos, señaló una fuente reservada.

Entre estos bienes están la hacienda Fraternidad de 10 mil hectáreas, los terrenos de la Universidad Católica de San Ignacio de Velasco, el Balneario “El Paraíso”, terrenos de la Radio Juan XXIII y haciendas esparcidas por toda la Chiquitanía.

En 1997, Stetter compró el único cine de San Ignacio de Velasco y lo cerró, porque el mismo estaba justo frente a la catedral y sus horarios de funciones nocturnos chocaban con la misa que él encabezaba.
En 2010, el diario cruceño El Deber estuvo a punto de publicar una extensa investigación contra Stteter y sus bienes, pero el exobispo sobornó el periódico con la suma de $us 80 mil y la investigación nunca fue publicada.

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *