LA DICTADURA DEJA UNA ECONOMÍA DE “TIERRA ARRASADA” LA DICTADURA DEJA UNA ECONOMÍA DE “TIERRA ARRASADA”
El presidente electo, Luis Arce, recibirá el gobierno de Bolivia con una economía “arrasada”, deteriorada, paralizada y destruida a causa de los malos manejos... LA DICTADURA DEJA UNA ECONOMÍA DE “TIERRA ARRASADA”

El presidente electo, Luis Arce, recibirá el gobierno de Bolivia con una economía “arrasada”, deteriorada, paralizada y destruida a causa de los malos manejos y la corrupción efectuados en el año del gobierno de facto de Jeanine Añez.

El Presidente electo estima que, en 2020, el PIB caerá entre -8% y -11%, situación agravada por la alta tasa de desempleo que ha subido del 4 % al 30%.

El deterioro es muy fuerte. Con las cifras que hemos visto, salir de la crisis, para retomar el nivel de crecimiento, nos va a demandar entre uno y medio y dos y medio años. Va a ser un trabajo duro”, señaló Arce.

Una de las preocupaciones del gobierno entrante es el crecimiento de la deuda externa que en el gobierno del MAS era de 25% y ahora está cerca del 38%.

Asimismo, el déficit fiscal que debería llegar al 6% en todo el año, ya alcanzó en octubre el 9%, es decir el 50% más de lo previsto.

El gobierno de Arce tendrá que enfrentar también el incremento de la deuda interna del Banco Central.

El gobierno del MAS dejó esa deuda en 3 mil millones y en 2020 el gobierno de facto aumentó entre 7 y 9 mil millones, por lo que el total de la deuda alcanza a entre 11 y 12 mil millones.

“Felizmente tenemos un plan para sacar el país adelante. Queremos implementarlo a la brevedad. Entre el siguiente año, el año y medio que viene, vamos a estar retomando las cifras que teníamos antes del golpe de Estado y de la pandemia”, aseguró Arce.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter