GRAVE DENUNCIA: LÓPEZ Y CAMACHO CONTRATARON “UN EJÉRCITO DE ASESINOS” GRAVE DENUNCIA: LÓPEZ Y CAMACHO CONTRATARON “UN EJÉRCITO DE ASESINOS”
Según documentos y grabaciones de audio de llamadas telefónicas obtenidas por la revista norteamericana de investigación “The Intercept”, el ex ministro de defensa Luis... GRAVE DENUNCIA: LÓPEZ Y CAMACHO CONTRATARON “UN EJÉRCITO DE ASESINOS”

Según documentos y grabaciones de audio de llamadas telefónicas obtenidas por la revista norteamericana de investigación “The Intercept”, el ex ministro de defensa Luis Fernando López, contactó a un ejército de mercenarios norteamericanos para invadir Bolivia e impedir que Luis Arce asuma la presidencia.

Las grabaciones telefónicas y correos electrónicos filtrados revelan que Fernando López y el cívico Fernando Camacho, estaban dispuesto a utilizar tropas extranjeras para impedir que el partido de izquierda MAS de Bolivia regresara al poder.

“El ministro de defensa del gobierno boliviano saliente planeó desplegar a cientos de mercenarios de Estados Unidos para anular los resultados de las elecciones de octubre de 2020 en el país sudamericano, según documentos y grabaciones de audio de llamadas telefónicas obtenidas por The Intercept”, publicó la revista.

En una de las grabaciones filtradas, una persona identificada como el ministro de Defensa boliviano dijo que estaba “trabajando para evitar la aniquilación de mi país”. Las fuerzas armadas y el pueblo tenían que “levantarse”, agregó, “y bloquear una administración de Arce. … Las próximas 72 horas son cruciales “.

Los desacuerdos entre ministros y divisiones dentro de las fuerzas armadas, tensos por el peso de la contundente victoria de Arce el 18 de octubre de 2020, parecen haber socavado el plan. Nunca se ejecutó, y varios altos funcionarios del gobierno saliente han huido de Bolivia o han sido arrestados por cargos separados relacionados con la corrupción y su presunto papel en el golpe de 2019.

La derecha boliviana, sin embargo, no estaba preparada para renunciar al poder. La llamada con el ministro de Defensa de Áñez, en la que los oradores sugieren que es probable que estén a bordo varios otros altos funcionarios, esboza un complot golpista aún más flagrante que el de octubre de 2019.

Varios de los conspiradores discutieron el envío de cientos de mercenarios extranjeros a Bolivia desde una base militar estadounidense en las afueras de Miami. Estos unirían fuerzas con unidades militares bolivianas de élite, escuadrones de policía renegados y turbas de justicieros en un intento desesperado por evitar que el mayor movimiento político del país regrese al poder.

Las llamadas telefónicas, junto con los correos electrónicos filtrados sobre un despliegue masivo de pistoleros contratados para coincidir con las elecciones, revelan cómo Bolivia pudo haber visto un nuevo derramamiento de sangre a fines del año pasado.

Dos fuentes militares estadounidenses confirmaron que los comandos de Operaciones Especiales para los que trabajan se habían enterado del complot golpista en Bolivia. Pero nunca salió nada de eso, le dijeron a The Intercept.

https://theintercept.com/2021/06/17/bolivia-coup-plot-mercenaries/?utm_campaign=theintercept&utm_source=twitter&utm_medium=social

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter