GONI, EL MENTOR DE CARLOS DE MESA, FUE EL MAYOR CARNICERO DE LA HISTORIA DEMOCRÁTICA GONI, EL MENTOR DE CARLOS DE MESA, FUE EL MAYOR CARNICERO DE LA HISTORIA DEMOCRÁTICA
Debería estar en Chonchocoro por genocida y saqueador, sin embargo, su entrega de los recursos naturales y empresas bolivianas a las transnacionales, le vale... GONI, EL MENTOR DE CARLOS DE MESA, FUE EL MAYOR CARNICERO DE LA HISTORIA DEMOCRÁTICA

Debería estar en Chonchocoro por genocida y saqueador, sin embargo, su entrega de los recursos naturales y empresas bolivianas a las transnacionales, le vale hasta hoy la protección de Estados Unidos, a donde huyó en octubre de 2003 después de asesinar a 67 bolivianos.

Ahora Goni tiene el cinismo de hablar y de decir que su gobierno sembró las semillas del “boom” económico, cuando lo cierto es que, en sus dos gobiernos, fue el presidente que más saqueó y robó a Bolivia y a los bolivianos, dejando al país en la miseria.

Amasó una fortuna valiéndose del tráfico de influencias cuando en la década de los 60 su hermano, Antonio Sánchez de Lozada, era presidente de Comibol y Goni arrendó la fabulosa mina Porco por una miseria, ganando millones de dólares mensualmente y además, evadiendo impuestos.

En su primer gobierno, entre 1993 y 1997, realizó la Capitalización, que fue la entrega de las principales empresas estatales como YPFB, ENTEL, LAB, ENDE y ENFE, a las transnacionales, a cambio de promesas de inversión que nunca se cumplieron.

Entre las transnacionales, favoreció especialmente a la estadounidense Enron, con la que firmó un contrato ilegal, entregándole a Transredes, sucursal de Enron, el gasoducto al Brasil sin que la compañía invierta un solo centavo.

Para lograr su propósito de privatizar YPFB. primero hizo aprobar una Ley de Hidrocarburos infame y luego descuartizó nuestra petrolera.

Genocida

El primer genocidio que cometió Goni fue en 1996, en que para defender a la estadounidense Vista Gold, mandó a Amayapampa y Capasirca a 1.500 efectivos armados para atacar a los mineros, dejando 11 compatriotas muertos, en la que se conoció como Masacre de Navidad.

Aun así, con muertos sobre su espalda, se postuló nuevamente en 2002 por el MNR, acompañado por su discípulo predilecto, Carlos de Mesa. En esa ocasión, los votos que le dio el MIR por orden de la Embajada, lo hicieron presidente.

Realizó dos nuevas masacres en 2003: Febrero Negro, que dejó 33 muertos y la peor de todas, la Masacre de Octubre, en que fueron asesinados 67 bolivianos y otros 14 fallecieron por consecuencia de las heridas en las semanas siguientes. 400 personas quedaron heridas de gravedad.

Ahora Goni, el Carnicero de Octubre, dice que no lucha contra la extradición, porque ésta no prosperó en los tribunales de Estados Unidos. Vive en ese país protegido por su lealtad hacia los norteamericanos y por haberles entregado nuestras riquezas de forma gratuita.

En ningún gobierno democrático boliviano hubo tantos muertos como en el gobierno de Sánchez de Lozada, en el que más de cien hermanos fueron asesinados. La cantidad de muertos en el gobierno de Sánchez de Lozada, es comparable con la de las peores dictaduras de Luis García Meza y Alberto Natusch.

En su gobierno, Carlos de Mesa, siguió al pie de la letra las enseñanzas de Goni: defendió a las transnacionales y gobernó de rodillas ante el embajador David Greenlee.

Carlos de Mesa no acudió a declarar en un juicio civil contra Goni y Carlos Sánchez Berzaín, que se realizó en Miami en 2018, pudiendo haber sido un testigo clave, pero prefirió traicionar a las familias de las víctimas y ser leal a su maestro.

Ahora, la principal oferta electoral de Carlos de Mesa, es reestablecer “relaciones plenas con Estados Unidos”, para seguir las recetas del FMI y seguramente volver a masacrar a los bolivianos. De tal palo, tal astilla.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.