EXIGEN LA DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN EXIGEN LA DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN
Mientras padres de familia denuncian que el gobierno se reunió en secreto con los propietarios de colegios privados, la federación de maestros del país... EXIGEN LA DESTITUCIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN

Mientras padres de familia denuncian que el gobierno se reunió en secreto con los propietarios de colegios privados, la federación de maestros del país se declara en huelga general y exige la destitución del ministro de Educación.

Maestros urbanos y rurales se declaran en huelga general indefinida a nivel nacional demandando la abrogación el DS 4260 que regula la educación virtual y exigen la destitución del Ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas.

Colegios Privados de Bolivia anunció que no pagarán “ni un centavo” de las pensiones escolares, mientras el Gobierno no se reúna con este sector para determinar los descuentos durante el periodo de la pandemia.

“Lastimosamente en las últimas semanas los colegios nos han ido chantajeando de diferentes formas para que paguemos las pensiones, pero decidimos que no cancelaremos hasta que el Gobierno se siente a dialogar con nosotros y se reduzca al 50% las pensiones escolares”, dijo molesto José Antonio Pereira, presidente de la Asociación.

De esta manera, padres y madres de familia de colegios privados, rechazaron los descuentos a pensiones escolares determinado por el Ministerio de Educación.

De hecho, padres de familia de los colegios Kanata y Marcelo Quiroga Santa Cruz del municipio de Sacaba bloquearon la avenida Villazón a la altura del kilómetro 4 en demanda del descuento del 50 por ciento en las pensiones escolares de colegios particulares.

La protesta sucedió dos días después de que el Ministerio de Educación anució un acuerdo con la Asociación Nacional de Colegios Particulares (Andecop), por el cual se habría establecido un descuento mínimo del 6 por ciento y un máximo de 28 por ciento.

Al respecto, Pereira denunció que los establecimientos están aplicando chantajes a las y los alumnos para presionar el pago de las pensiones. Entre los chantajes más comunes que fueron denunciados por los padres de familia se nombró que los colegiales fueron bloqueados de las plataformas virtuales como Zoom u otros para que no participen en las clases; otros no reciben el link para acceder a la siguiente clase y otros establecimientos decidieron suspender las clases por la falta del pago de las pensiones.

“Sabemos que esas actitudes derivan de instrucciones de los dueños de los establecimientos, pero no pueden perjudicar a los estudiantes de esa forma. Debe existir un consenso para el pago de las pensiones y hasta el momento no hay una forma. Lo que informó (el miércoles) el ministro de Educación Víctor Hugo Cárdenas  sólo fue un acuerdo con los colegios, no con los padres”, explicó Pereira.

En ese sentido, Pereira calificó de ilegal las clases virtuales que actualmente se llevan adelante y denunció que la Andecop pretende cobrar las pensiones con retroactivos desde marzo.

“Rechazamos la reducción mínima que acordaron las autoridades con los colegios privados. Muchos hacemos sacrificios por inscribir a nuestros hijos a un colegio privado;   además, justo por la pandemia muchos padres fueron despedidos de sus trabajos y otros están recibiendo un salario reducido”, argumentó Pereira.

En La Paz y Sucre también se produjeron protestas callejeras, donde uno de los padres de familia, en el centro paceño, contó que “no se puede pagar las  mensualidades por hora y media de clases virtuales a la semana” y que los maestros incluso mandan una clase de cinco minutos por WhatsApp. “Qué avance hay”, se preguntóal unísono. En Sucre indicaron que tendrán una reunión virtual para asumir otras medidas de presión a nivel nacional. “Nos declaramos en emergencia”, anunció otro padre de familia.

Por su parte, Roberto Aguilar, exministro de Educación, aseguró que la reducción de las pensiones que va entre 6% y 28% es un insulto a la gente porque los padres terminarán pagando más.

“Existe un contrapeso en la balanza, porque por un lado se rebajan las pensiones lo menos posible y por el otro lado los padres tendrán que añadir costos por el uso de internet, ya que en este momento la situación es extraordinaria. Al final terminarán gastando más en la educación de sus hijos”, aseguró Aguilar.

Explicó que contar con internet en casa cuesta por lo menos 200 bolivianos mensuales. “Esto implica que si en un colegio como el María Auxiliadora, Don Bosco, Instituto Americano  que pagaban pensiones entre 550, 568 y 903 bolivianos, la reducción será entre 70 y 90 bolivianos, pero los padres pagarán 200 bolivianos más por   internet, ya que el acceso a Zoom es lo que más  megas consume y por lo tanto se gasta más dinero”, sostuvo.

Aguilar planteó al inicio de la cuarentena liberar el internet gratuito para estudiantes. Esta posición coincide con la demanda de las madres y padres.

En cuanto a los maestros de establecimientos privados, éstos señalaron que “los dueños de los colegios les informaron que realizarán descuentos a sus salarios y  que ahora reciben sus sueldos con una reducción de un 20, 30 y hasta 50% menos”. A esto se suma que “nosotros pagamos el internet de nuestros bolsillos”, relató una maestra.

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter