“EN SACABA SE DISPARARON ELLOS MISMOS” “EN SACABA SE DISPARARON ELLOS MISMOS”
Mientras el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunciaba que en Bolivia la dictadura cometía “crímenes horrendos”, Arturo Murillo aparecía sonriendo... “EN SACABA SE DISPARARON ELLOS MISMOS”

Mientras el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunciaba que en Bolivia la dictadura cometía “crímenes horrendos”, Arturo Murillo aparecía sonriendo en los medios de comunicación, diciendo que los manifestantes se habían disparado entre ellos.

“SI USTEDES PASAN A COCHABAMBA, LOS VOY A CAZAR UNO A UNO”

Un día antes de la masacre, se realizó una reunión entre el comandante de la Policía de Cochabamba, Jaime Edwin Zurita Trujillo y el dirigente Jhony Pardo para evitar posibles incidentes por el paso de una multitudinaria movilización de apoyo al presidente depuesto, Evo Morales.

“Yo no voy a permitir que ustedes pasen, porque ustedes están viniendo a causar estragos en Cochabamba, tengo información de Inteligencia. Si ustedes pasan a Cochabamba, yo los voy a cazar. Les estoy anunciando, nosotros no queremos aniquilarlos”, le dijo a gritos, el coronel Jaime Edwin Zurita Trujillo al dirigente campesino Jhony Pardo.

EL 14 DE NOVIEMBRE, la dictadura promulgó el Decreto Supremo 4078, que liberaba de toda responsabilidad penal a policías y militares que disparen a matar en los operativos de represión.

EL 15 DE NOVIEMBRE, se produjo la masacre de Sacaba.

Quedaron en el piso los cuerpos de Lucas Sánchez Vakencia, Roberto Sejas Escobar, Juan López Apaza, Omar Calle Siles, César Sipe Mérida, Armando Carballo Escobar, Plácido Rojas Delgadillo, Marcos Vargas Martínez y Emilio Colque León. Después de una larga agonía, también falleció Julio Pinto Mamani.

En un ataque de demencia, el ministro Arturo Murillo, dijo que los manifestantes se habían disparado ellos mismos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter