En el día de la Libertad de Prensa: “La zarina del neoliberalismo” En el día de la Libertad de Prensa: “La zarina del neoliberalismo”
La derecha nunca perdonará que un indio se haya alzado contra quienes se creían sus señores y patrones, a quienes impuso la ley y... En el día de la Libertad de Prensa: “La zarina del neoliberalismo”

La derecha nunca perdonará que un indio se haya alzado contra quienes se creían sus señores y patrones, a quienes impuso la ley y les enseñó a gobernar haciendo de Bolivia el país con mayor crecimiento económico de Sudamérica.

Con el motín policial organizado y soliviantado por la derecha de ex funcionarios fascistas, que forman parte del actual gobierno, se pretendería que la masa indígena y los descendientes de ésta deben volver a ocupar la servidumbre, el conglomerado obrero y la informalidad en las calles, es decir el último escalón de la economía y en la cúspide de la sociedad la oligarquía enraizada en las grandes empresas privadas y pseudo intelectuales citadinos que brillaron por su cobardía cuando ejercieron la cosa pública, y renunciaron tres veces al Gobierno, de los cuales fue una de sus más elocuentes colaboradoras Lupe Cajías quien ejerció el cargo de zarina anticorrupción que en la data de sus labores no distingue ninguna obra de gran importancia.

La derecha como Lupe Cajías, reniega de quienes lograron durante 14 años encumbrar a la economía de Bolivia y en tiempos de coronavirus reclama el porqué no se le otorgó un presupuesto mayor a la salud –en su columna periodística del 20 -03-2020—en cuyo relato insinúa que durante ese tiempo se hizo muy poco en este rubro cuando no menciona en absoluto la negligencia que el actual Gobierno mostró en su política de lucha contra el coronavirus y pretende arreglar las cosas a través de los aparatos represores del Estado mostrando lo que realmente es: un gobierno de facto en toda su expresión.

Gracias al crecimiento económico que tuvo Bolivia en los precedentes 14 años es menester tomar en cuenta que desde 2006 a 2018, se invirtió en salud 18.805 millones de bolivianos mientras que desde 2001 a 2005 solamente Bs 2.773 millones. También cabe informar que durante 180 años de vida republicana se construyeron 2.870 hospitales y en tan solo 13 años de la anterior administración se emplazaron 1.061 nuevos establecimientos de salud, acorde con ese crecimiento se crearon 18.550 items, mientras que en 180 años simplemente se crearon 17.175 items para salud. Hasta 2025 el proyecto gubernamental establecía la construcción de 43 hospitales. Aquí se debe mencionar también que desde 1980 hasta 2005 Bolivia alcanzó a tener 559 ambulancias, en cambio desde 2006 hasta 2019 el país adquirió 2.353 ambulancias.

Como se ve las diferencias son abismales en relación a la mezquindad con que la derecha trabajó en salud durante toda su existencia y de la cual Lupe Cajías formó parte del Gobierno de Carlos Mesa, quien no hizo nada sobresaliente en cuanto a hospitales, ambulancias u otros menesteres que tienen que ver con la salud de los bolivianos, al contrario su gestión en todo sentido: político, social y económico, fue funesta y plagada de ineptitud.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter