EL RACISMO DEL CABILDO GENERA DEBATE SOBRE EL WALLAKE Y EL JOKER EL RACISMO DEL CABILDO GENERA DEBATE SOBRE EL WALLAKE Y EL JOKER
La película del momento, Joker, narra la historia del incomprendido villano de DC Comics con la cual muchos han llegado a tener afinidad. Joker... EL RACISMO DEL CABILDO GENERA DEBATE SOBRE EL WALLAKE Y EL JOKER

La película del momento, Joker, narra la historia del incomprendido villano de DC Comics con la cual muchos han llegado a tener afinidad. Joker representa a quienes Thomas Wayne llama “payasos” por el solo hecho de reaccionar ante la abismal desigualdad entre ricos y pobres en Gotham (ciudad Gótica). Al igual que Joker, Wallake el mimo estelar de todas las noches paceñas en San Francisco representa a toda la gente popular con su típica vestimenta de aguayo, el día de ayer en el cabildo paceño fue agredido y discriminado.

Joker está en la boca de todos, su filosofía representa la confrontación a los valores y estructuras de una sociedad desigual. La misma gente que asistió al cabildo paceño la jornada del jueves 10 de octubre se identifica como fan de este personaje de ficción. Sin embargo, es esta misma gente admiradora del Joker, no escatimó en agredir y discriminar a un mimo que se gana la vida disfrazándose con un traje de aguayo

¿Será que el bufón anglosajón archienemigo de Batman dejaría de ser admirado e idolatrado si vistiera de aguayo? La respuesta la dieron los asistentes al cabildo paceño que no sintieron la misma simpatía por Wallake de la que sintieron y expresan por Joker. Siendo ambos personajes artistas subalternos, el único pecado del primero es su vestimenta de aguayo.

La agresión a Wallake es análoga a las agresiones de los ricos de Gotham contra las clases trabajadoras y populares de esa ciudad, al final una cuestión de clase. Como Thomas Wayne y toda la aristocracia de Gotham los asistentes al cabildo paceño representan una clase social cuyos privilegios de casta estuvieron en peligro durante los años de gobierno del Movimiento al Socialismo.

Por eso asocian el aguayo, no a un partido político, sino a toda una estructura social y política de reivindicación popular de los sectores subalternos, obreros, campesinos, comerciantes informales y otros que en otra época estuvieron en la base de la pirámide social del país y hoy disputan la igualdad de derechos y privilegios con las clases pudientes asistentes al cabildo de anoche.

Para entender todo el conflicto bastan las palabras precisas de Wallake: “el aguayo es de cada uno de nosotros, solo el ignorante dice que el aguayo es de un partido político”. Mientras la casera de los ajís de fideo de San Francisco sentenció: “Son unos racistas, no nos dejan trabajar, por lo que el compañero Wallake lleva su trajecito de aguayo lo quieren botar, no le dejan trabajar”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *