EL NEGOCIO DE LA MUERTE: ¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE CONSUMIR MEDICAMENTOS FALSIFICADOS Y CÓMO IDENTIFICARLOS? EL NEGOCIO DE LA MUERTE: ¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE CONSUMIR MEDICAMENTOS FALSIFICADOS Y CÓMO IDENTIFICARLOS?
Efectos secundarios inesperados, reacciones alérgicas, empeoramiento de una condición médica e incluso la muerte son los riesgos que implica el consumo de medicamentos falsificados... EL NEGOCIO DE LA MUERTE: ¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE CONSUMIR MEDICAMENTOS FALSIFICADOS Y CÓMO IDENTIFICARLOS?

Efectos secundarios inesperados, reacciones alérgicas, empeoramiento de una condición médica e incluso la muerte son los riesgos que implica el consumo de medicamentos falsificados según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Interpol.

Este denominado “negocio de la muerte”, de acuerdo a estimaciones también de la OMS, representa entre el 15% y el 30% del total en los países en desarrollo, mientras que en los países industrializados la cifra sigue siendo alrededor del 1% en la cadena de suministro legítima (mayoristas, farmacias y hospitales).

En el caso boliviano, según datos del estudio “El Negocio de la Muerte: Comercio Informal de Medicamentos en Bolivia”, desarrollado por el economista Gonzalo Vidaurre para el Instituto Boliviano de Comercio Exgterior (IBCE), este negocio representa hasta el 21% de las ventas de la industria farmacéutica nacional, reduciendo el PIB industrial en un 1%, afectando al PIB nacional en un 0,2% y destruyendo 1.100 fuentes de trabajo cada año.

En la actualidad, el negocio farmacéutico en Bolivia representa alrededor de $us 400 millones al año, por lo que resulta bastante atractivo incurrir en ilícitos como la falsificación o el contrabando de medicamentos a través de grupos criminales organizados.

Kenacort, Imepenem, Diprospan, Femitil (Fentanil), Metil prednisolona, Etilefrina, Bio Electro, Albumina (Uso hospitalar), Vancomicina Antibiotico, Ergotamina, Dexametasona, Gravol, Fenitoina, Multiprox, Cotrimoxazol, Propofol, Sevoflurano, Ranitidina, Dimenhidrinato, Omeprazol, Claritromicina, Meloxicam, Ciprofloxacina, Claritromicina, Azitromicina, Piralvex, Aciclovir, Ginecosid, Enol, Vaporub, Remifentamil, Ergometrina, Metronidazol, Poligelina, Fentanilo, Meropenem, Eritromicina, Diclofenaco, Terramicina, Moduretic y Ketorolaco son los medicamentos falsificados que se comercializan en Bolivia.

Para identificar si cualquiera de los medicamentos anteriormente mencionados es falso, la OMS recomienda seguir los siguiente cinco pasos:

  1. Examinar el estado del envase (revisar si tiene errores gramaticales o de ortografía).
  2. Comprobar que las fechas de fabricación y caducidad del envase exterior coincidan con los del envase interior.
  3. Comprobar que el aspecto, el color y el olor del medicamento sean los esperados.
  4. Comprobar que los sellos de seguridad estén en perfecto estado.
  5. Consultar con su médico en caso de sospechar que el producto no está como debería. Y denunciar el hecho a las autoridades correspondientes.

Recientemente, en varias regiones Bolivia salieron a la luz una serie de casos involucrados a este ilícito, principalmente relacionados a la producción, el contrabando y la venta ilegal.

De esta forma, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) lleva adelante una serie de operativos en todo el territorio boliviano para dar con los responsables y procesarlos por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al estado, legitimación de ganancias ilícitas, delitos contra la salud y organización criminal.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter