EL MACHO ESTÁ ASUSTADO, ENTONCES GRITA, GOLPEA, MATA EL MACHO ESTÁ ASUSTADO, ENTONCES GRITA, GOLPEA, MATA
“Miedo del hombre a la mujer sin miedo”. 500 años de prácticas coloniales, no se van luego de emitir cinco leyes. Sin embargo, contra... EL MACHO ESTÁ ASUSTADO, ENTONCES GRITA, GOLPEA, MATA

“Miedo del hombre a la mujer sin miedo”. 500 años de prácticas coloniales, no se van luego de emitir cinco leyes. Sin embargo, contra toda evidencia, el macho está perdiendo terreno. Su loca agresividad es un signo de la decadencia de su identidad de hombre medieval en pleno siglo XXI, entonces apela a la fuerza, porque su mundo de pesadillas se está derrumbando.

En la escuela, la familia, la universidad, el cine y las iglesias, en todos los estratos existe un proceso de desmachización de la sociedad. “El macho” entra en crisis, porque cada vez son menos los espacios donde puede expresar su virilidad.

Edipo, para ser Edipo, necesita un padre y una madre con roles definidos, pero la sociedad burguesa en todo el mundo está en crisis. Ya no existen las jerarquías verticales. El padre puede ser también la madre o viceversa. El jefe de familia puede ser también jefa de familia.

El macho, presencia con temor, cómo se desmorona el mundo que habían construido para él, su padre y su madre.

Nada le pertenece para siempre, ni la mujer que lo mira asustada ni los hijos.

No le gusta, entonces grita fuerte y despierta en la cárcel.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.