“Hubo una danza de millones de dólares e influencias políticas”, aseguraron dos exministros de Gobierno años después de la fuga del narcotraficante Marco Marino...

“Hubo una danza de millones de dólares e influencias políticas”, aseguraron dos exministros de Gobierno años después de la fuga del narcotraficante Marco Marino Diodato, realizada el 31 de enero de 2004, durante la presidencia de Carlos de Mesa.

El ahora candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos de Mesa, dice que hay penetración del narcotráfico en el Estado, cuando en su gobierno el narcotraficante Marino Diodato se dio a la fuga luego de hacer correr millones de dólares.

El mafioso se encontraba internado en la clínica Bilbao de Santa Cruz desde marzo de 2003 recuperándose de un supuesto mal cardiaco y contaba con custodia policial. Su fuga fue posible por la complicidad de las autoridades de turno que ahora quieren volver al poder.

Tras su fuga, la Policía no tenía idea de su paradero: “Estamos investigando con el Gobernador de Palmasola, para conocer cómo es que este señor se ha dado a la fuga”, declaró el Cnel. Freddy Soruco Melgar, comandante de la Policía departamental de Santa Cruz.

El entonces ministro de Gobierno, Alfonso Ferrufino, anunció el traslado a Santa Cruz del viceministro de Régimen Interior Saúl Lara y del comandante de la Policía, Gral. Jairo Sanabria para que conozcan las circunstancias de la fuga, las que nunca esclarecieron.

Marino Diodato llegó a Bolivia en la década de 1980 para apoyar el golpe de Luis García Meza, se casó con una sobrina del dictador Hugo Banzer y con sus influencias, ingresó al Ejército de Bolivia. Fue detenido en su hacienda La Perseverancia donde se descubrieron varias fábricas de cocaína.

El narcotraficante también fue acusado de espionaje telefónico, casas de juego de azar, tráfico de armas y lavado de dinero. Y lo peor fue que tras su fuga, el 27 de enero de 2004, la fiscal Mónica von Borries, que investigaba su caso, fue mandada asesinar por Diodato con una bomba.

Tuvo que pasar una década para que exautoridades de primera línea revelen que una danza de millones de dólares y favores políticos ayudaron a su fuga en enero de 2004.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.