EL BESO DE LA MUJER ARAÑA EL BESO DE LA MUJER ARAÑA
Toda la diplomacia de los golpistas, salió a borbotones por la boca del Delegado Especial Ante la Comunidad Internacional, que se lució con un... EL BESO DE LA MUJER ARAÑA

Toda la diplomacia de los golpistas, salió a borbotones por la boca del Delegado Especial Ante la Comunidad Internacional, que se lució con un florido vocabulario para designar a Andrés Manuel López Obrador: “bellaco”, “cobarde matoncito”, “sin vergüenza”, “padrino de tiranos”, “cínico”, le dijo, entre otros adjetivos irrepetibles.

Por su parte Yerko Núñez (ministro de la Presidencia), tratando de desmarcar al gobierno de Añez de las virulentas declaraciones de “tuto”, aseveró que “Quiroga, habló a título personal”. Olvidando olímpicamente que Jorge Quiroga, fue recientemente designado por Añez, como Delegado Especial Ante la Comunidad Internacional.

Sin embargo, las afirmaciones de quien fuese, nada menos que vicepresidente del General Hugo Banzer Suarez, no son la excepción sino la norma:

La ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, calificó la denuncia de México ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como “absurdas, erróneas y de falta de seriedad”.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, tratándonos a todos de tarados, salió a decir que “no existe ningún asedio contra la embajada de México”, por lo que la denuncia que presentará México, ante la Corte Internacional de Justicia, no procederá.

Por su parte la autoproclamada, al momento de posesionar a “tuto” como Delegado Especial Ante la Comunidad Internacional, afirmó que la tarea de Quiroga será explicar que “un puñado de vándalos, que no representan ni al 2% de la población, ha intentado tomar de rehén a once millones de bolivianos”.

El mismo día de la fastuosa autoproclamación, salió en las redes un video que muestra a Janine, tal como vino al mundo. Aunque con varios añitos encima.

El vocabulario de prostíbulo del señor Jorge “tuto” Quiroga, pone en evidencia la calidad de personas y la profundidad de los argumentos de los golpistas.

Todo hace pensar que el respaldo de “la mujer araña” a su séquito de aduladores, continuará. Al fin y al cabo, ¿Por qué tendrían que tener modales?

Son golpistas.

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter