DOBLE MORAL DE LOS MEDIOS PARA JUZGAR A LAS AUTORIDADES DOBLE MORAL DE LOS MEDIOS PARA JUZGAR A LAS AUTORIDADES
  El lunes, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, fue duramente criticada por medios de comunicación y a través de las redes sociales por... DOBLE MORAL DE LOS MEDIOS PARA JUZGAR A LAS AUTORIDADES

 

El lunes, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, fue duramente criticada por medios de comunicación y a través de las redes sociales por salir de su ministerio y realizar una actividad de apoyo a los mineros de Huanuni y Colquiri mediante gritos de aliento. Sin embargo, nunca se ha criticado con la misma dureza a otras autoridades como el alcalde paceño, Luis Revilla, el gobernador cruceño, Rubén Costas, y el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín.

Se criticó el accionar de apoyo a los mineros de Huanuni y Colquiri por parte de Gabriela Montaño como si se tratara de un acto contrario a sus funciones ejecutivas. Pero la autoridad, más allá de su investidura, siempre ha demostrado su filiación política e ideológica motivo por el cual no hizo nada más que obrar en consecuencia y coherencia política. Los medios de comunicación y las redes sociales resaltaron el hecho acusando incitación a la violencia que nunca existió.

El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, en múltiples ocasiones ha desarrollado actividades políticas alentando movilizaciones y organizando a las bases de su partido político Sol.Bo, pero su accionar no ha sido cuestionado en lo más mínimo por los medios de comunicación, es más, sus acciones han sido respaldas y apoyadas a través de las redes sociales.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, funge a la vez como líder nacional del partido político Demócratas, combinando muchas veces su función ejecutiva con sus actividades proselitistas, en toda la campaña electoral de Bolivia Dice No ha estado presente activamente junto con el candidato Oscar Ortiz. Sus prácticas políticas nunca han sido cuestionadas ni observadas como contradictorias a sus funciones oficiales.

Otro actor político que nunca ha sido cuestionado en sus prácticas es el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, quien ha utilizado su condición de autoridad universitaria para participar de todos los eventos políticos nacionales en contra del gobierno de Evo Morales. Teniendo como finalidad su proyección nacional y pasar de la política universitaria a la política nacional. Pero ningún medio de comunicación ha cuestionado su accionar.

Existe una doble moral para juzgar las acciones de los políticos que fungen cierta función ejecutiva. Una dura crítica sin sentido contra las autoridades ejecutivas oficialistas y una alta permisividad a los actos políticos de la misma índole realizados por figuras ejecutivas opositoras.

        

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.