DE MESA Y CAMACHO QUIEREN CULPAR AL GOBIERNO DE RACISMO CUANDO ELLOS LO PROMUEVEN DE MESA Y CAMACHO QUIEREN CULPAR AL GOBIERNO DE RACISMO CUANDO ELLOS LO PROMUEVEN
Las facciones opositoras, derrotadas en las últimas elecciones, intentan ridiculizar la construcción histórica del racismo en Bolivia. Mediante comunicado oficial de Comunidad Ciudadana (CC),... DE MESA Y CAMACHO QUIEREN CULPAR AL GOBIERNO DE RACISMO CUANDO ELLOS LO PROMUEVEN

Las facciones opositoras, derrotadas en las últimas elecciones, intentan ridiculizar la construcción histórica del racismo en Bolivia. Mediante comunicado oficial de Comunidad Ciudadana (CC), se menciona en su punto nueve “…demandamos al gobierno que cesen el discurso y las acciones de agresión y racismo contra la ciudadanía de parte de los grupos organizados del MAS…”.

Así también, en su última declaración, Carlos de Mesa, se volvió a referir al racismo que supuestamente deviene desde simpatizantes del MAS hacia “sus ciudadanos”. Luis Fernando Camacho también ha jugado a conveniencia con la noción de racismo indicando que existiría de parte de la gente de occidente hacia él como cruceño.

Sin embargo, estos personajes políticos y sus adeptos demuestran una total ignorancia en la concepción y construcción histórica de la categoría racismo. El racismo es una construcción histórica que se va sedimentando con el tiempo y momentos históricos y políticos determinados, ya que existen razas e identidades históricamente marginadas y discriminadas. En Bolivia una suerte de picmentrocracia.

El racismo no se construye de forma instantánea o a conveniencia de unos grupos respecto a otros, sino que es la proyección de una conducta continuada durante mucho tiempo. En el país las naciones, pueblos e identidades indígenas han sido históricamente discriminadas y sometidas a esquemas raciales de interiorización en función de su origen o color de piel. Por eso no existe una discriminación o racismo “a la inversa”.

Un “racismo a la inversa” de identidades indígenas hacia los “blancos” es tan incongruente como concebir racismo de un afroamericano hacia un blanco anglosajón. En virtud a que los roles históricos de las razas han determinado por décadas y en otros casos siglos relaciones de supeditación de unas a otras que no se invierten de la noche a la mañana.

Por lo tanto, el racismo está vigente en Bolivia y no puede ser objeto de instrumentalización a conveniencia, desconocimiento o ridiculización con el fin de justificar las relaciones históricas de poder de grupos blanco-mestizos sobre el resto de la población en su mayoría indígena.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.