CARLOS DE MESA Y ÓSCAR ORTIZ PLANTEAN PRIVATIZAR LAS EMPRESAS ESTATALES CARLOS DE MESA Y ÓSCAR ORTIZ PLANTEAN PRIVATIZAR LAS EMPRESAS ESTATALES
Dos de los tres principales partidos que postulan en las próximas elecciones generales, Comunidad Ciudadana, de Carlos de Mesa y Bolivia Dice No, de... CARLOS DE MESA Y ÓSCAR ORTIZ PLANTEAN PRIVATIZAR LAS EMPRESAS ESTATALES

Dos de los tres principales partidos que postulan en las próximas elecciones generales, Comunidad Ciudadana, de Carlos de Mesa y Bolivia Dice No, de Óscar Ortiz, anuncian que si llegan a ganar la contienda privatizarán las empresas estatales. El primero lo hace de forma velada, mientras que Ortiz es más claro al respecto.

La propuesta ocho del programa de gobierno del exmandatario, rotula: “Soluciones para el presente y futuro de Bolivia. El litio será la última frontera extractivista y la primera frontera verde de la historia económica boliviana”.

Carlos de Mesa sostiene que “en función a la estrategia, se promoverá la inserción de Bolivia en la cadena de valor global del litio, promoviendo relaciones de valor con las grandes empresas del mundo que producen autos eléctricos y otros productos de alto valor donde el litio es el material principal. Esto incluye un rol protagónico de Bolivia en los grandes mercados del litio (Bolsa de Metales de Londres y la Bolsa de Shanghái)”. Todo equivalente a la privatización.

Asimismo, Comunidad Ciudadana (CC) en su programa de gobierno, página 21, expone que: En un lapso que puede variar entre 10 y 15 años, la economía basada en la explotación de los recursos naturales y depredadora del medio ambiente debe ser substituida por una economía, creativa, verde, circular y colaborativa.

La situación propuesta por CC obvia el hecho fáctico de que gran parte de la economía boliviana está basada en la explotación de los recursos naturales minerales e hidrocarburíferos, estos últimos nacionalizados y en etapa de industrialización.

Específicamente sobre la minería, el programa de CC en su página 33, plantea un “reorientación en función de la demanda global de minerales”.

Por su parte Bolivia Dice No (BDN) en la página 33 de su programa de gobierno expresa su posición sobre las empresas públicas de la siguiente manera: Las empresas públicas son rehenes de la intromisión partidista y corporativa, el “peguismo”, el clientelismo y la corrupción, y de la manera como vienen operando no le sirven al país. Nuestro propósito es rescatarlas y someterlas a un reordenamiento profundo, de modo que operen con eficiencia, transparencia y libres de corrupción.

Junto con la propuesta de federalización de las autonomías de BDN se concibe un marco de liberación económica, reducción del Estado y por supuesto de las empresas estratégicas emulando los argumentos que propusieron los periodos de capitalización y privatización de estas empresas en el país.

Contrariamente a las propuestas de CC y BDN, la propuesta del Movimiento al Socialismo (MAS) en la página 11 de su programa de gobierno refiere: es necesario acelerar el proceso de industrialización de nuestras materias primas, impulsando los proyectos de cambio de la matriz energética, industrialización de nuestros recursos evaporíticos e hidrocarburíferos, para conformar una industria básica en el país: química, siderúrgica, petroquímica; además, se necesita una política de sustitución de importaciones, de diversificación e incremento de los volúmenes de exportación, con la intención de fortalecer la generación de divisas.

En la última década la economía boliviana ha experimentado importantes trasformaciones. Algunos ejemplos son el incremento del PIB en 4,82% mientras en el continente el promedio de crecimiento es de 1,87%. El incremento en las utilidades del sector empresarial de Bs 6.766 a Bs 27.766. Pasar de un salario mínimo, el 2005, de Bs 440 a Bs. 2.122 en 2019. Hoy la economía es un eje importante a ser considerado en la campaña electoral.

Si bien los indicadores de los principales organismos internacionales como la CEPAL, FMI y BID son favorables para Bolivia, la buena administración de la economía que ahora genera estabilidad no se debe a una casualidad del mercado financiero global sino a una planificación económica basada en la nacionalización.

Cada propuesta refleja una visión económica diferente del país que repercutirá en su proceso de implementación en la vida económica del país en general y el bolsillo de cada boliviano en particular.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.