CAMACHO Y PUMARI APRESURAN GOLPE DE  ESTADO PORQUE AUDITORÍA DE LA OEA REVELARÍA QUE NO HUBO FRAUDE CAMACHO Y PUMARI APRESURAN GOLPE DE  ESTADO PORQUE AUDITORÍA DE LA OEA REVELARÍA QUE NO HUBO FRAUDE
  Los opositores del gobierno del presidente Evo Morales se encuentran pisando el acelerador a fondo a fin de intentar consumar un golpe de... CAMACHO Y PUMARI APRESURAN GOLPE DE  ESTADO PORQUE AUDITORÍA DE LA OEA REVELARÍA QUE NO HUBO FRAUDE

 

Los opositores del gobierno del presidente Evo Morales se encuentran pisando el acelerador a fondo a fin de intentar consumar un golpe de estado antes de que se revele el resultado de la auditoría que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA) a las elecciones del 20 de octubre, porque el mismo desmantelaría el pretexto del “fraude” esgrimido por los golpistas.

El movimiento golpista está encabezado por los cívicos de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y de Potosí, Marco Pumari, quienes se encuentran en La Paz convocando y financiando el viaje de sus partidarios desde Santa Cruz, Potosí y Chuquisaca, a fin de que lleguen a la plaza Murillo con el objetivo de deponer al presidente constitucional, Evo Morales.

Relegado a un lugar secundario por los cívicos, quedó el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos de Mesa, quien sería el más desfavorecido con el informe de la auditoría de la OEA, al evidenciarse que no hubo ningún fraude en las elecciones y que fue constitucionalmente derrotado.

La ruptura entre Camacho y De Mesa se consumó el viernes mediante una declaración del cruceño quien señaló en conferencia de prensa “que se dio cuenta que estaba apoyando a una persona (De Mesa) que busca su propio interés”.

No obstante, Luis Revilla, aliado de De Mesa, contribuye al golpe de Estado obligando a los funcionarios de la Alcaldía de La Paz a bloquear las calles y con el uso de recursos municipales, desde volquetas, hasta basureros, para contribuir a ese propósito.

Financiamiento y violencia

Los opositores cuentan con grandes sumas de dinero para financiar el golpe, lo que se puede evidenciar en el pago a jóvenes para que bloqueen las calles y realicen actos vandálicos como quema de instituciones en las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba, en que los grupos terroristas Unión Juvenil Cruceñista y Resistencia Cochala realizaron varios ataques violentos y racistas a indígenas y mujeres de pollera.

Testigos señalaron que en Cochabamba los jóvenes motoqueros reciben Bs 300 por día, además de máscaras, petardos, palos e incluso bazucas, con las que realizan actos delictivos y que el pasado miércoles dejaron 90 heridos, un muerto y una alcaldesa sufrió secuestro e intento de linchamiento.

Entretanto, el cívico cruceño Camacho insiste en entregar una carta al presidente Morales para que renuncie, habiéndose impuesto el plazo del lunes próximo para hacerlo, lo cual constituye un golpe de Estado, porque el Presiente venció en las urnas el pasado 20 de octubre en primera vuelta, siendo reelecto para el periodo 2020-2025.

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.