BOMBEROS, POLICÍAS, MILITARES Y VOLUNTARIOS SOFOCAN EL FUEGO EN LA CHIQUITANIA BOMBEROS, POLICÍAS, MILITARES Y VOLUNTARIOS SOFOCAN EL FUEGO EN LA CHIQUITANIA
Los bomberos, policías y voluntarios que ayudan a sofocar los incendios en la Chiquitania enfrentan temperaturas extremas que oscilan entre los 55 a 60... BOMBEROS, POLICÍAS, MILITARES Y VOLUNTARIOS SOFOCAN EL FUEGO EN LA CHIQUITANIA

Los bomberos, policías y voluntarios que ayudan a sofocar los incendios en la Chiquitania enfrentan temperaturas extremas que oscilan entre los 55 a 60 grados, en una labor infatigable en la que arriesgan su vida por defender la de los demás y proteger el medioambiente.

Con valor y coraje, estos jóvenes, entre los que también hay mujeres, se enfrentan cada día a las llamas y a las brasas para extinguirlas, y ante el enorme esfuerzo que realizan, el fuego va cediendo a su paso.

En el inicio eran principalmente del departamento de Santa Cruz, pero con el paso de los días fueron uniéndose jóvenes de Cochabamba, La Paz, Potosí, Oruro y de todo el país.

“Ayudar lo vale. Nuestra forma de trabajo consiste en construir una línea de defensa para evitar que el fuego se propague”, dijo el voluntario Carlos Alpire en Pesoe, límite entre Roboré y San José.

En muchos casos su trabajo consiste en aplacar con pico y pala las brasas que quedan después de que el Supertanker arroja decenas de miles de litros de agua, para evitar la reactivación del fuego.

También ayudan a proteger a los animales como jaguares, gatos monteses, ciervos, monos y aves, colocándoles puntos de hidratación o trasladándolos a albergues.

Bomberos, militares, policías y jóvenes voluntarios son los héroes silenciosos y anónimos que con sacrificio están venciendo a las llamas en la Chiquitania. Nuestro homenaje.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *