BOLIVIA SUPERA A ESTADOS UNIDOS Y EUROPA EN LA INDUSTRIALIZACIÓN DEL LITIO BOLIVIA SUPERA A ESTADOS UNIDOS Y EUROPA EN LA INDUSTRIALIZACIÓN DEL LITIO
  70% de las reservas globales de litio están en Sudamérica, en Brasil, Argentina, Chile y Bolivia. De las cuales, Bolivia cuenta con 21... BOLIVIA SUPERA A ESTADOS UNIDOS Y EUROPA EN LA INDUSTRIALIZACIÓN DEL LITIO

 

70% de las reservas globales de litio están en Sudamérica, en Brasil, Argentina, Chile y Bolivia. De las cuales, Bolivia cuenta con 21 millones de toneladas, siendo la mayor reserva de este metal en el planeta. Recientemente, el premio Nobel de Química fue otorgado a los tres inventores de la batería de litio, lo cual puede marcar un hito en la industrialización del litio en Bolivia.

Si bien los precios ahora son bajos, la utilización de litio aumentará significativamente para 2023 y el mercado podría entrar en déficit, según las estimaciones de Benchmark Mineral Intelligence. Todo el suministro de los principales mineros de litio del mundo, Albemarle Corp., Soc. Química y Minera de Chile SA, Tianqi Lithium Corp. y Ganfeng Lithium Co., compañías que explotan principalmente en Australia, Chile y China, probablemente no serán suficientes para satisfacer la demanda mundial. Estados Unidos ni siquiera tiene una industria minera del litio y todo lo que consume es importado de China, país que domina el mercado mundial.

Estados Unidos está intentando tener control total de la cadena de suministro de litio desde la extracción del mineral hasta la industrialización, prediciendo la crisis de la falta de litio proyectada para el año 2023 y romper la dependencia con China. Hace dos días se aprobó con éxito un estudio de factibilidad para la extracción y producción de litio a partir de salmuera geotérmica en Salton Sea de California. EnergySource Minerals, con sede en California, anunció haber desarrollado una plataforma tecnológica para extraer litio con especificación para batería, desde la salmuera geotérmica en Salton Sea, California.

Bolivia está 11 años adelante de Estados Unidos en la exploración e industrialización del litio ya que la explotación del mineral empezó el año 2008 con la creación de la Dirección Nacional de Recursos Evaporíticos, antecesora de la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB).

En Europa, también hace dos días, España y Portugal pidieron un centro europeo que impulse el desarrollo de las baterías de litio para dejar atrás el uso de combustibles fósiles, apuntando a crear un organismo europeo que aglutine los esfuerzos en industria y centros de investigación.

“Es un área importante teniendo en cuenta la cuestión de los combustibles fósiles, en términos de encontrar energías alternativas a los combustibles fósiles”, dijo Paulo Ferreira, director del Departamento de Microscopía Electrónica del INL y uno de los organizadores de la conferencia Mission 10000: Batteries.

Mientras en Europa recién se estudia la factibilidad de un centro de estudios para baterías de litio. El 1 de octubre del presente año, el Gobierno Nacional inauguró el Centro Tecnológico del Litio, en Potosí, cuyo fin es formar especialistas en carreras técnicas directamente vinculadas con el proceso de industrialización del litio y de los recursos evaporíticos.

El objetivo principal es lograr la independencia tecnológica del país. Además, en una reunión con el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), el Gobierno anunció que invertirá Bs 500 mil para la investigación del litio a la Universidad Autónoma Tomas Frías (UATF), por lo que también se está un paso por delante de lo que ocurre en Europa.

Que la Real Academia de las Ciencias de Suecia haya concedido este 9 de octubre el Premio Nobel de Química de 2019 al estadounidense John B. Goodenough, al británico Stanley Whittingham y al japonés Akira Yoshino por desarrollar la batería de litio, tiene un motivo esencial. Es el prólogo de una nueva revolución tecnológica, el cambio de matriz energética, sobre todo con autos eléctricos. Tesla y Volkswagen quieren dominar el mercado.

En Bolivia, YLB firmó un convenio con la fabricante boliviana Quantum de autos eléctricos para otorgarles baterías de litio, anticipando los proyectos viales del futuro en el planeta. Bolivia está a la delantera de Estados Unidos, Europa y Chile en relación a la industrialización del litio, por esto también surge el interés de boicotear estos proyectos a través de Comcipo y el asesor Juan Carlos Zuleta, funcionario del gobierno chileno.

La decisión de industrializar el litio en Bolivia fue promovida por el presidente Evo Morales Ayma, formando mano de obra calificada para que cualquier ingeniero boliviano esté a la par del conocimiento de cualquier ingeniero en Rusia, China o Estados Unidos. En estos 11 años lo que se construyó fue el know-how, el conocimiento científico para la exploración del litio en el salar de Uyuni, porque no es lo mismo explorar el litio en este salar que en cualquier otro del planeta. Un estudio sistemático de los procesos de extracción de acuerdo con las particularidades del yacimiento.

Dentro del triángulo del litio Argentina, Bolivia y Chile, el país tiene una diferenciación importante, pues es el único territorio donde toda la cadena de suministro es estatal (desde la extracción hasta la fabricación de baterías en la planta piloto de La Palca en Potosí). En Argentina y Chile, son proyectos privados dónde la mayoría de las acciones pertenecen a empresas multinacionales y la mayoría de las utilidades van a potencias extranjeras.

En Bolivia, el acuerdo con la empresa alemana ACISA, es el Estado que tiene el control de toda la cadena y esta empresa solo se quedaría con una pequeña comisión de la comercialización en Europa. Por ello, en 2023, Bolivia puede ser una potencia mundial en la industria del litio.

 

 

 

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.