ÁÑEZ Y LONGARIC NO REPRESENTAN INTERESES BOLIVIANOS ÁÑEZ Y LONGARIC NO REPRESENTAN INTERESES BOLIVIANOS
El proceso del Silala con Chile está aún pendiente en la Corte Internacional de la Justicia (CIJ) de La Haya. Pero el gobierno de... ÁÑEZ Y LONGARIC NO REPRESENTAN INTERESES BOLIVIANOS

El proceso del Silala con Chile está aún pendiente en la Corte Internacional de la Justicia (CIJ) de La Haya. Pero el gobierno de facto de Áñez quiere capitalizar el tema “por conveniencia electoral”, advierte el ex presidente y ex agente ante CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé.

En tono molesto, Rodríguez Veltzé señala que “los comunicados de la señora Longaric no nos hacen bien” como país, en referencia a que la Cancillería de facto “rompió” la reserva y la “confidencialidad” de los contenidos, vulnerando toda norma boliviana y de la propia Corte Internacional (artículo 53 del reglamento).

El ex agente calificó de “inoportuna”, “poco profesional” y “poco responsable”, la actitud del gobierno de Áñez, pues muestra una parte “reducida” y “descontextualizada” de los documentos que sostiene la posición boliviana —que se basó en “estudios científicos”— para defender el derecho del pueblo boliviano sobre el río Silala.

En varios medios de comunicación, Rodríguez V. exigió que las autoridades de facto presenten la totalidad de los contenidos y pongan a disposición pública para que se conozca toda la argumentación y no solo una frase, como hizo Longaric en su escueto comunicado de días pasados.

Por otra parte, Rodríguez Veltzé reveló que la Cancillería actual incurrió en una serie de irregularidades poniendo la “diplomacia boliviana a la deriva”. “Hay que destacar que esta forma de actuar no contribuye a la buena práctica y a honrar la ley”, declaró.

Lo más grave es que en un caso tan sensible como el Silala, se procedió de manera negligente, arbitraria y displicente. ¿Cómo es posible que no se le pida ni una sola reunión de informe al agente encargado del caso en un tribunal internacional? “La Cancillería no ha tomado contacto conmigo para absolutamente nada. Con esos antecedentes de una forma de proceder ajena a la práctica diplomática, a la convención de Viena y al respeto por la dignidad no de mí, no de Eduardo Rodríguez, sino del país…”, el ex agente responde enérgico, frente a lo que está sucediendo.

También recuerda que, así como Áñez y Longaric pretenden usar el tema Silala electoralmente, la Corte puede suspender o postergar el juicio oral mientras se producen el proceso electoral. “A mí me preocupa que se hayan tomado decisiones tan inmediatas y sin la reflexión de un colectivo de intereses nacionales”.

“Que la Presidenta se convierta en candidata, distorsiona”. Así define Rodríguez Velté el escenario actual y el manejo del caso Silala. “También me preocupa que se esté actuando con alguna línea de soberbia y de venganza frente al pasado, como se criticó tanto al MAS. Esto puede teñir el proceso democrático, no creo que la democracia sea para solamente buscar venganza sino abrir oportunidades”.

 

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter