“AMERICAN GANGSTER” “AMERICAN GANGSTER”
Inmediatamente después de la posesión de Añez, descendió por todas las montañas del país, una catarata de excrementos, hasta anegar el suelo de inmundicias... “AMERICAN GANGSTER”

Inmediatamente después de la posesión de Añez, descendió por todas las montañas del país, una catarata de excrementos, hasta anegar el suelo de inmundicias por completo. La primera dama, dejó en libertad a José María Leyes que con el “caso mochilas” produjo un millonario desfalco al Estado, luego salió de la cárcel con su sonrisa llena de oro, Franklin Gutiérrez, cocalero que organizó una emboscada en la Asunta, donde perdió la vida el teniente, Daynor Sandóval, y otros siete uniformados resultaron heridos. Después comenzaron a llegar uno a uno los croatas separatistas que compraron armas y financiaron el arribo de asesinos de todo el mundo.

Pusieron de ministro de gobierno, Arturo Murillo, que sin presentar ni una sola prueba, amenazó con enviar a la cárcel (por sedición), a la mitad de los habitantes del país.

Al mismo tiempo en que la ministra de comunicación, juraba por su madre que enviaría a Chonchocoro a todos los periodistas que se atrevan a pronunciar la frase: “golpe de estado”, renunciaba su viceministro, denunciando que esa repartición pretendía contratar a la consultora internacional INFOBAE, por una suma sideral.

Al carnicero de El Porvenir, autor intelectual y material de la ejecución de 15 campesinos en Pando, se le asignó libertad “simple y plena”.

Colocaron de ministro de la presidencia a un alegre abogado defensor de cinco sujetos, que el viernes 14 de diciembre de 2018 drogaron y maniataron a una joven de 18 años, después la violaron hasta dejarla inconsciente.

Mientras los familiares de los muertos de Sacaba y Senkata, rechazan el Decreto Supremo de Indemnización de Añez, pues prohíbe que los asesinos sean denunciados a instancias internacionales; “Las esposas” de los policías (golpistas) se declararon en emergencia, arguyendo que a sus esposos no les pagaron lo prometido (Se vendieron al fiadito).

Y para burlarse de las madres de los caídos en Sacaba y Senkata, dijeron en todos los canales de televisión que ellos, (los asesinos); “no habían disparado ni un solo tiro”.

Con una “ayudita” de los medios de comunicación, le cambiaron el nombre a la Ley de Garantías Constitucionales que buscaba resguardar los derechos humanos de quienes están perseguidos. Precisamente, los que fusilaron a 34 compatriotas desarmados, le pusieron el nombre de: ley de la impunidad.

Nepotismo reforzado. La primera dama intenta a toda costa, designar a su familia en cargos de altísimo nivel jerárquico:

Primero designó a su sobrina en la Agencia Estatal de Vivienda, luego instituyó a su primo hermano como director del INRA, a su hija como directora de la Unidad de Gestión Social, dependiente del Ministerio de la Presidencia.

A su yerno, Gustavo Serrano, lo hizo Viceministro de Autonomías, ahora vive con su esposa, en la Casa Presidencial de San Jorge.

Continuará…

 

 

 

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter