ALPACOMA, EL PROYECTO MEDIOAMBIENTAL CRIMINAL DE COMUNIDAD CIUDADANA Y SOL.BO ALPACOMA, EL PROYECTO MEDIOAMBIENTAL CRIMINAL DE COMUNIDAD CIUDADANA Y SOL.BO
  La relación entre Comunidad Ciudadana de Carlos de Mesa y Sol.bo, de Luis Revilla, no es solo una alianza política; que aunque a... ALPACOMA, EL PROYECTO MEDIOAMBIENTAL CRIMINAL DE COMUNIDAD CIUDADANA Y SOL.BO

 

La relación entre Comunidad Ciudadana de Carlos de Mesa y Sol.bo, de Luis Revilla, no es solo una alianza política; que aunque a tumbos, todavía se mantiene en pie; sino que fundamentalmente constituye un pacto criminal contra la población paceña, lo que se evidencia con los dos desastres ambientales del relleno sanitario de Alpacoma.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, elude una de sus responsabilidades esenciales como autoridad pública frente a una catástrofe medioambiental completamente prevenible como el que ocurrió en enero pasado y que para mayor desgracia volvió a suceder el martes en el mismo lugar, esta vez con el derrame de piscinas con lixiviados que contamina el suelo y el agua del municipio.

El pacto político entre Carlos de Mesa y Luis Revilla es de consecuencias funestas para la salud pública paceña, porque la población consume legumbres y verduras que están siendo contaminadas por aguas de los ríos que arrastran contenidos patógenos, altamente peligrosas para la salud humana. Y las principales víctimas de esta negligencia son los ciudadanos, muchos de los cuales votaron por Revilla y piensan votar por De Mesa.

En reiteradas oportunidades la viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, señaló que la vida útil del relleno de Alpacoma concluyó en 2017, sin embargo, Revilla no tomó ninguna previsión para remplazarlo y trató de improvisar otro relleno en Sak’a Churu sin los estudios técnicos correspondientes.

La irresponsabilidad e esta alianza con la salud de la población reafirma la complicidad frente a la corrupción de los tres casos más escandalosos de los últimos años en el municipio paceño: 1) Desastre de Alpacoma y la empresa TERSA. 2) Entrega de terrenos de manera irregular en la Curva de Holguín. 3) El desarrollo del programa Mi primer amor con el uso de recursos públicos.

Este conjunto de actos corruptos es la base del pacto entre De Mesa y Revilla que pese a los escándalos no se quiebra, porque ambos se necesitan como el pez al agua. Mesa tiene la soga al cuello por los casos de los Gastos Reservados, el convenio de inmunidad para soldados estadounidenses, el pago que recibió para ser vicepresidente de Goni, la venta de un departamento a un narcotraficante, la misteriosa procedencia de los $us 10 millones para su campaña y su compromiso de convertir a Bolivia nuevamente en una colonia de Estados Unidos.

Los escándalos de Mesa y Revilla llevan el sello de la complicidad y el compadrerío. Paradójicamente, una de las causas es la basura que contamina la ciudad como lo hace la corrupción con el país y que está ahogando en inmundicia la alianza de Comunidad Ciudadana con Sol.bo.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *