“AFIRMAN QUE…”, “DENUNCIAN QUE…”, “CUESTIONAN QUE…”, “TEMEN QUE…” “AFIRMAN QUE…”, “DENUNCIAN QUE…”, “CUESTIONAN QUE…”, “TEMEN QUE…”
Con esos encabezados suelen comenzar sus títulos, para no tener que dar explicaciones sobre los responsables de esas opiniones, obviando dar algún nombre o... “AFIRMAN QUE…”, “DENUNCIAN QUE…”, “CUESTIONAN QUE…”, “TEMEN QUE…”

Con esos encabezados suelen comenzar sus títulos, para no tener que dar explicaciones sobre los responsables de esas opiniones, obviando dar algún nombre o apellido. Presentan el material como una información; pero en realidad, es lo que “ellos” piensan. Los propietarios de los medios, que muchas veces también son dueños de miles de hectáreas de tierras y militantes de partidos políticos.

Constantemente apelan a “la opinión pública”, pero la opinión publica son ellos. Se han atribuido nuestra representación y si alguien se los recuerda, publican que los están atacando.

Cuando leas o escuches: “Testigos presenciales dijeron…”, significa que no hubo ningún testigo y que el medio de comunicación está queriendo venderte su charque.

“Fuentes extraoficiales dijeron…” es otra de sus infamias. Si las fuentes no son oficiales entonces no hay información sino especulación.

Cada día anuncian la inminente llegada de los cuatro caballos del apocalipsis, en procura de arruinarte el día, convencerte contra todo pronóstico que hoy lloverá, que las marchas saturarán el centro de tu ciudad, que se acabará el pan y la gasolina, que no llegaremos a fin de año y que el banco mundial y el FMI, se equivocaron sobre Bolivia y que en realidad el país está en ruinas.

Maestros de la resignificación de las palabras, nos dijeron que “Bolivia se moría”, por lo que había que venderla antes que estire la pata. Pero no la vendieron; la regalaron.

Luego nos dijeron que no era verdad que estaban privatizando las empresas, “las estamos capitalizando” señalaron, y les creímos.

Así pasaron 20 años.

Cada día, quieren convencernos que estamos peor que Haití o que el país está en guerra contra el Paraguay.

Ahora dicen que les interesa la democracia.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter