100 DÍAS DE ASEDIO A LA EMBAJADA DE MÉXICO 100 DÍAS DE ASEDIO A LA EMBAJADA DE MÉXICO
Este fin de semana se cumplen 100 días de la retención ilegal por parte de gobierno de Jeanine Añez, de varios exministros y exfuncionarios... 100 DÍAS DE ASEDIO A LA EMBAJADA DE MÉXICO

Este fin de semana se cumplen 100 días de la retención ilegal por parte de gobierno de Jeanine Añez, de varios exministros y exfuncionarios del gobierno de Evo Morales que se encuentran asilados en la residencia de la embajada de México en La Paz desde el golpe de estado del pasado noviembre.

Sin embargo, lo más grave es que además de negarles el salvoconducto y retenerlos ilegalmente, el gobierno de facto realiza un inédito asedio y acoso policial y paramilitar al recinto diplomático, nunca visto ni siquiera durante las más sanguinarias dictaduras del continente.

El constante asedio policial y paramilitar al recinto incumple los tratados de Viena, que establecen que los recintos diplomáticos extranjeros son inviolables y deben ser respetados y hechos respetar por los gobiernos de países en los que se encuentran.

Pese a ello, desde que el gobierno mexicano otorgó asilo a los exministros y exfuncionarios, el actual ministro de Gobierno, Arturo Murillo, declaró que “cazaría” a uno de los asilados como es el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; y desde entonces Murillo no cesó con amenazas y acciones de hecho contra las exautoridades, buscando dañarlos física y psicológicamente.

En los primeros días de la retención, el mundo observó atónito cómo importantes contingentes policiales cercaron la residencia, la estudiaron y vigilaron a los refugiados con centinelas y drones, incluso con repetidas patrullas de motociclistas, haciendo temer una inminente toma del recinto para capturar a los asilados políticos.

Simultáneamente, grupos paramilitares del mismo gobierno autodenominados “ciudadanos” instalaron carpas en las inmediaciones con el supuesto objetivo de evitar la huida de los asilados, pero en realidad se sumaron a los contingentes policiales para realizar una tortura psicológica a los albergados en la residencia y a los diplomáticos mexicanos.

Jamás en la historia se ha dado un hecho de estas características, en que un gobierno de facto, además de asediar una legación diplomática, no solo permite, sino que fomenta que grupos paramilitares se sumen al acoso a la misma.

El gobierno de Añez tiene la obligación de dar salvoconducto a los asilados y de detener el acoso policial y paramilitar a la residencia a la embajada de México en La Paz de manera inmediata si no quiere seguir quedando ante el mundo como la peor y más ignorante dictadura de la historia.

Este hecho inédito e insólito de retención, asedio y acoso a una sede diplomática, también debe llamar la atención y la condena de las Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos y demás organismos internacionales porque viola las normas de la convivencia pacífica entre los pueblos, los tratados de Viena, así como los más elementales principios de los Derechos Humanos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter